Lectura crítica

La insoportable levedad de la información sanitaria en Internet

3922708883_ece27feabdCreemos que fue a Miguel Ángel Máñez a quien le vimos por primera vez la ilustración de esta entrada. En ella se recoge una frase atribuida a Mitch Kapor, gurú cuyo nombre es posible que no te diga nada, pero cuya obra (Lotus 1-2-3, Mozilla…) es fundamental en el desarrollo del software de las últimas décadas y en la que, literalmente, afirma que obtener información de Internet es como querer beber de una boca de incendios (o de riego, o un hidrante). Con esta impactante imagen se hacía referencia a la vertiente cuantitativa del problema que supone tener acceso a un caudal de información ilimitado, imposible de gestionar por cualquiera de nosotros. Problema, por otra parte, inexistente antes de que la Sociedad Industrial en la que nacimos desembocara en la Sociedad de la Información que, probablemente, nos verá morir.

A dicha vertiente nos hemos ido acostumbrando paulatinamente: consciente o inconscientemente, somos conscientes del triple no (no podemos estar al día de todos los aspectos, de todos los temas, todo el tiempo) y esta consciencia nos aleja del delirio infoxicador de la Red. Pero a la vertiente cualitativa, no logramos hacernos. (más…)

Hoy recomendamos un libro: Lectura crítica de la evidencia clínica

122793527309525673_da8b1hqo_cUna fuente de información para promocionar el uso adecuado de los medicamentos que nos parece fascinante es PrescQIPP que en su página inicial se define como “an NHS programme that supports quality, optimised prescribing for patients. We produce evidence-based resources and tools for primary care commissioners, and provide a platform to share innovation across the NHS” y es, en definitiva, una eficiente iniciativa nacional con herramientas y recursos para mejorar la calidad de la prescripción y compartir las iniciativas innovadoras. Todo un sueño a este lado de la frontera, donde la factura farmacéutica no nos deja ver cómo el uso inapropiado de los medicamentos -más allá de la ineficiencia- etiqueta de enfermos a los sanos, añade tratamientos a quien no los necesita y produce un daño a muchos de los que esperaban un beneficio. Merma, en definitiva, la calidad asistencial y constituye, en no pocos casos, un problema de Salud Pública. Pues bien, otro enfoque es posible y en esta web tenemos sobrados ejemplos -como los de los tuits de más abajo- que así lo atestiguan a la hora de abordar este tipo de cuestiones.

https://twitter.com/rincondesisifo/status/663630091432427520

(más…)