Medicina Basada en la Evidencia

Prescripción y deprescripción de suplementos de vitamina D (y 2)

Decíamos en nuestra anterior entrada que ahora, tras revisar la evidencia, toca revisar a los pacientes que tienen pautado un suplemento de vitamina D para ver si indicación, dosis y duración del tratamiento son adecuadas. Pero antes queríamos dejarte un par de perlas más sobre la seguridad y eficacia de estos suplementos dirigidas a los inconvencibles.

La primera es de la serie EBM Verdict, nueva sección del Evidence Based Medicine publicación capitaneada por Carl Heneghan y cuyo objetivo es secar la charca que separa la investigación biomédica de la práctica clínica. Pues bien, con el título Vitamin D does not prevent fractures and falls -de tintes epitáficos– concluye con la afirmación que puedes leer más abajo, de la que destacamos que -como dicen los autores- la evidencia actual es tan sólida que es poco probable que futuras investigaciones modifiquen dicha conclusión. Por cierto, la perla del EBM es un resumen estructurado y comentado (REC en la jerga evidencial) de una revisión sistemática publicada en The Lancet y cuya conclusión principal copiamos y pegamos para que no haya pérdidas en la traducción: Our findings suggest that vitamin D supplementation does not prevent fractures or falls, or have clinically meaningful effects on bone mineral density. There were no differences between the effects of higher and lower doses of vitamin D. There is little justification to use vitamin D supplements to maintain or improve musculoskeletal health. This conclusion should be reflected in clinical guidelines.

La otra es un gran trabajo de Evalmed que reanaliza con metodología GRADE esta revisión sistemática y meta-análisis (otro) cuyas conclusiones son aplastantes y desaconsejan el uso rutinario de los suplementos de vitamina D en pacientes ambulatorios.

Pero estábamos con la deprescripción. Y para ello, nos vamos a valer de esta guía que acaba de publicar Primary Health Tasmania portal que hará las delicias de la tribu deprescriptora. (más…)

Prescripción y deprescripción de suplementos de vitamina D (1)

El RP4 se refiere, de forma coloquial, al Programa de revisión de pacientes con potenciales problemas de la prescripción que los médicos de atención primaria de Andalucía tan bien conocen. A diferencia de lo que estamos acostumbrados -baterías de indicadores pomposamente llamados de calidad en una estrategia que empieza y acaba en sí misma- este programa aborda problemas de seguridad asociados al uso de determinados medicamentos por lo que es bien recibido por sus principales destinatarios a pesar de que adolece de las carencias habituales. Así, año tras año llega a los servicios de farmacia de atención primaria sin un sólido respaldo evidencial, ni bibliográfico ni, por supuesto, un diseño metodológico común para realizar la intervención. Hágaselo usted mismo..

Entre las novedades de este año, el RP4 propone la revisión de los pacientes tratados con vitamina D para detectar posibles errores que causen casos graves de hipercalcemia por sobredosis en pacientes adultos y pediátricos. Porque la vitamina D -liposoluble- o más concretamente, su exceso, no es inocua, sino que puede producir efectos adversos graves, como se encargó de recordarnos recientemente la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios.

En este escenario, hemos decido revisar el tema para poner en pie la intervención en nuestro ámbito de actuación. Y esto es lo que hemos sacado en claro… (más…)

(Lown Institute) El blanqueo de los resultados en la investigación cardiovascular

hombre-manipulado-como-un-peon-ajedrez.jpgA principios de mes, se publicó en JAMA una revisión sistemática cuya pregunta de investigación era ¿presentan los autores de ensayos clínicos cardiovasculares los resultados estadísticamente no significativos de forma precisa y objetiva? y cuya desazonadora conclusión –Despite peer review, manipulation of language in the cardiovascular literature is common and may have implications for scientific integrity, patient care, peer review, and medical progress- está en la base del fenómeno spin cycle por el cual la retórica más sibilina hace posible, horadando lo más profundo de tu cerebro, transmutar unos resultados negativos en positivos.

Ahora que estamos en jornada post electoral puedes comprobar, en cualquier periódico, que el spin cycle es un recurso habitual en política, donde cualquier resultado -por malo que sea- se convierte en una brillante conquista. Y de ahí que las victorias se hagan amargas y las derrotas dulces, en una ceremonia de total confusión y, a ser posible, idiotización del antaño respetable electorado.

No esperábamos ver los ardides de los comunicadores de masas en el mundo científico. Pero ahora sabemos que están aquí y han venido para quedarse.

El editorial que acompaña al estudio revela las trampas de lo que en castellano podríamos denominar lavado y centrifugado o, mejor, blanqueo de los resultados de los ensayos clínicos que se resumen en los siguientes puntos:
Descripción inadecuada de la metodología
– Cambiar los objetivos o la hipótesis para adaptarla a los resultados.
– No hacer distinciones entre el análisis preespecificado y el post hoc.
– No comunicar de forma adecuada las desviaciones sobre el protocolo.
Comunicación inadecuada de los resultados
– Publicar de forma selectiva los resultados o centrarse en los que son favorables a la hipótesis objeto del estudio.
– Despreciar los resultados que contradicen la hipótesis inicial.
Malinterpretación de los resultados
– Interpretación inadecuada (por ej. ignorar la regresión a la media, los factores de confusión o el pequeño tamaño del efecto).
– Malinterpretar un valor significativo de la p como una medida del efecto o la falta de significación como equivalencia o seguridad.
– Realizar extrapolaciones sin fundamento a una población mayor o a un escenario diferente.
– Ignorar las limitaciones del estudio.

En un comentario publicado en la web del Lown Institute, se preguntan por qué este fenómeno es tan prevalente en los ensayos clínicos cardiovasculares. Una explicación podrían ser los conflictos de interés, pero los autores del estudio no encontraron asociación alguna entre el fenómeno de centrifugado y los conflictos de interés declarados por los autores. De hecho, los estudios financiados por la industria estaban menos blanqueados que los financiados por organizaciones sin ánimo de lucro. Pero los conflictos no siempre se declaran y hay que tener en cuenta, además, la presión existente para publicar en revistas de alto impacto. Esto pone -otra vez- la pelota en el tejado de la ineficacia de la revisión por pares y los anacrónicos procesos de revisión de las grandes publicaciones.

Para muestra de todo lo anterior te invitamos, querido lector, a leer -por ejemplo- el apartado de Discusión de los estudios sobre antidiabéticos glosados en este blog, un auténtico ejercicio de distracción hacia lo positivo del ensayo, invisibilización de lo negativo y elevación al altar de las conclusiones de los resultados de variables secundarias que no debieron jamás pasar el umbral de la mera hipótesis.

El blanqueo de los resultados de los ensayos clínicos nos ha traído a la memoria las 38 estratagemas que Schopenhauer atesoró en El arte de tener razón, una obra de arte cuya lectura te recomendamos pues ya sabes que, de aquí en adelante, también te van a ser útiles en la lectura crítica de cualquier artículo. Claro que admitimos que todo lo anterior, siendo verdad en teoría, en la práctica podría ser falso…

 

 

Doble antiagregación tras ictus isquémico leve o AIT de alto riesgo: nuevas evidencias

20181102_100450482_iOSEn 2016 dedicamos una entrada a la doble antiagregación para la prevención secundaria del ictus que, si estás interesado en el tema, te recomendamos que leas para contextualizar de forma rápida  el post de hoy. De forma muy sucinta, comentamos para la ocasión una revisión publicada por el Canadian Family Phisician que investigaba una cuestión muy debatida, como es el coeficiente beneficio/daño de la doble antiagregación en pacientes con un ictus previo y, en su caso, la duración óptima de la misma que los autores, situaban en los 21 días en base a un único -y polémico- estudio: el CHANCE.

En la citada entrada también mencionamos al estudio POINT, entonces en marcha y cuyos resultados vieron la luz hace unos meses. Dicho ensayo clínico ha tenido como objetivo evaluar la asociación clopidogrel-ácido acetilsalicílico (AAS) vs AAS solo, en una población de pacientes internacional con un historial previo de ACV isquémico menor o AIT y así superar los problemas de validez externa del CHANCE, hecho en población china. ¿Lo habrá logrado? Vamos a comprobarlo… (más…)

(CEBM) Reducción de sal en pacientes con ICC ¿De dónde procede la incertidumbre?

1455809860_842194_1455810350_noticia_normal

Recientemente se ha publicado en el JAMA Intern Med una revisión sistemática cuyo objetivo ha sido evaluar el soporte evidencial de una recomendación muy extendida: la reducción de la sal dietética en personas con insuficiencia cardíaca (ICC). A quienes tengan esta patología como tema mascota, a lo peor les ha sorprendido la conclusión:  Despite broad advocacy, uncertainty about the robustness of advice to reduce salt intake in patients with heart failure remains. Exacto. No tenemos una evidencia sólida que respalde un consejo tan extendido en este tipo de pacientes.

Hemos aprovechado este Pisuerga para traducir/adaptar un artículo de un blog que nos gusta especialmente: el del Centro de MBE de la Universidad de Oxford sobre el tema que nos ocupa hoy. En él, comprobamos que continúa habiendo Mala Ciencia, pero también mentes críticas que, con la ayuda de las herramientas que la propia MBE ha puesto a nuestra disposición, corrigen auténticos desvaríos. Dice así… (más…)

(Ann Intern Med) GPC del ACP sobre cifras objetivo de control glucémico en DM2

Old Way New Way on BlackboardEn los últimos años estamos asistiendo a una eclosión de nuevos antidiabéticos no insulínicos e insulínicos cuyo aterrizaje en un mercado bastante maduro tiene como banda sonora a las trompetas de Jericó de una desaforada propaganda que atrona los oídos de los prescriptores con los vicios habituales: magnificar la eficacia, minimizar los riesgos y procurar que su producto se venda. Mientras más, mejor.

Estábamos observando el diluvio promocional cuando ha llamado nuestra atención una publicación que queremos que sirva de punto de amarre para un abordaje de la DM2 en el que prudencia, individualización y paciente formen el tridente de una alineación con muchos candidatos en el que el tratamiento no farmacológico no deja de correr la banda sin encontrar un hueco claro en el equipo.

Pero antes queremos reseñar un interesante artículo que ha tenido como objetivo superar la vieja clasificación de la diabetes, que no integra la amplia heterogeneidad de esta enfermedad, como forma de obtener una herramienta que permita individualizar el tratamiento e identificar a los individuos con mayor riesgo de sufrir complicaciones. Los autores identificaron 5 fenotipos:

1.- Pacientes con un inicio precoz de la enfermedad, un IMC relativamente bajo, mal control metabólico, deficiencia de insulina y presencia de anticuerpos anti glutamato descarboxilasa o GADA (diabetes autoinmune grave).

2.- Pacientes similares a los anteriores (jóvenes al debú, IMC relativamente bajo, baja secreción de insulina y mal control metabólico) pero GADA negativos (calificados diabetes insulín deficiente grave).

3.- Pacientes caracterizados por resistencia a la insulina y un IMC elevado (diabetes insulín resistente grave).

4.-  Pacientes obesos no insulín resistentes (diabetes leve relacionada con la obesidad).

5.- Pacientes de más edad que los anteriores pero similares a los del apartado 4 y con anomalías metabólicas modestas (diabetes leve relacionada con la edad).

Esta primera aproximación, con sus limitaciones, nos ha servido de entradilla antes de entrar en materia con el artículo de hoy: una guía que establece los objetivos de control glucémico del tratamiento farmacológico de la DM2 que de forma ultracentrifugada, se resume en estos 4 puntos… (más…)

(SIGN) GPC de tratamiento farmacológico de la migraña

migfinal3_wide-a4ae13aced65a2c599a08d60c30fe720d3ba395f-s900-c85La cefalea es una patología común, tiene una alta prevalencia a lo largo de toda la vida y es una de las causas más frecuentes de consulta en atención primaria y neurología. Según su origen se clasifican en primarias y secundarias. Las primeras, a diferencias de éstas, no se asocian a ninguna enfermedad subyacente e incluyen la migraña tensional y la cefalea en racimos. La cefalea por abuso de medicamentos es un problema creciente que afecta a un 1% de la población mundial. En pacientes con este tipo de cefalea, la migraña es el trastorno más frecuente (80%) y la forma más grave de cefalea primaria, con una prevalencia global de 1 de cada 7 personas que es el doble en mujeres que en hombre por causas hormonales.

La migraña es a menudo infradiagnosticada, mal diagnosticada e infratratada en ambos niveles asistenciales. Con estos antecedentes, el Scottish Intercollegiate Guidelines Network (SIGN) le ha dedicado una guía de práctica clínica con recomendaciones basadas en la mejor evidencia disponible para su tratamiento y profilaxis con medicamentos y dispositivos. La guía, que excluye la población pediátrica y se centra en el abordaje farmacológico, se presenta en formato completo y resumido. Además, en la web puedes consultar un interesante material complementario. La hemos resumido y aunque recomendamos su lectura completa, estos son los puntos que nos han parecido más relevantes… (más…)

(EBM) ¿Cuándo una guía de práctica clínica no lo es realmente? (y 2)

Evaluacion-696x364

En esta segunda -y definitiva- entrega de este extenso artículo, los autores se centran en algunos de los aspectos críticos de la elaboración de las guías. Pero no adelantemos acontecimiento y dejemos que ellos, al hilo del ejemplo que pusieron en la primera parte del post, nos lo cuenten… (más…)

(EBM) ¿Cuándo una guía de práctica clínica no lo es realmente? (1)

evaluar-un-curso-de-Premiere-2 (1)En numerosas ocasiones, hemos hecho referencia en el blog a la necesidad de evaluar las guías de práctica clínica con la herramienta AGREE o el cuestionario iCAHE. Sí, sabemos que es un proceso laborioso y que consume tiempo. Practicar la MBE también tiene sus servidumbres, aunque viendo el vaso medio lleno la revisión de guías constituye un delicioso teachable moment cuya alternativa -no revisar y fiarnos de los galones de sus autores o el brillo de la sociedad a la que representan, por ejemplo- pone a los clínicos en grave riesgo de tomar decisiones basadas en guías que no son dignas de su confianza.

Pasar de la MBE de salón a la MBE de trinchera nos exige, en definitiva, ser cautos, con un punto de desconfianza y una buena dosis de escepticismo. Si algún parroquiano de este blog aún no está convencido, Mercè Monfar ha traducido para todos un extenso artículo de Evidence Based Medicine cuya lectura nos parece recomendable al menos para los profesionales de la salud más jóvenes. Aunque no está de más que también le eches un vistazo. No en vano, aunque el diablo sabe más por viejo que por diablo, no deja de enredar en los detalles. Esos que se nos escapan a diario víctimas, como somos, de nuestras prisas. Dice así… (más…)

5 fuentes de información no tan conocidas (2)

precio-del-oro-hoy (1)Hace casi 4 años publicamos un post en el que reseñamos algunas fuentes de información que habíamos ido incorporando a nuestro particular PLE. Pasado el tiempo, algunas de nuestras fuentes habituales se han ido secando, a la vez que han surgido otras con gran fuerza. En la entrada de hoy queremos compartir algunos de los últimos fichajes que hemos añadido a nuestro particular dream team farmacoterapéutico. Alguno/s de ellos, a lo mejor, ya te son familiares, lo que nos da pie a pedirte, avezado lector, que compartas con nosotros las fuentes mascota que has encontrado en tu particular travesía a Ítaca. Tus aportaciones, son bienvenidas.

Mientras ello ocurre, vamos a dar el primer paso y te presentamos la segunda parte de esta interesante entrega, con una novedad -a nuestro entender- bastante peculiar… (más…)