Internet

Iniciativa por una Prescripción Prudente: se abre el telón

Ayer se hizo pública la iniciativa Mírame: diferénciate (#diferencia_T) proyecto colaborativo de gran calado centrado en los pequeños gestos, las pequeñas cosas -como mirar a los ojos de las personas que pasan a diario por nuestros centros, mientras las atendemos- que pueden mejorar la calidad de la asistencia prestada. No hace falta una gran inversión. Ni más personal. Simplemente, poner en valor la Humanidad -los valores- que todo profesional del Sistema Nacional de Salud atesora, frente a una Medicina contaminada por las máquinas, las prisas, los números… (más…)

10 pinceladas sobre Google Reader

Echando cuentas, hemos comprobado que el 94% de los chorrocientos sufridos suscriptores de este blog, utilizan el correo electrónico para recibir las entradas que, lentamente, van construyendo la historia de Sala de lectura. En la titulada Tempus fugit, hicimos una relación de utensilios de todo tipo que hemos visto desaparecer, o que lo harán en los próximos años. Se nos olvidó citar el correo electrónico. Alguno se encogerá de hombros o arqueará las cejas al leer este pronóstico. Pero para muestra, un botón: uno de los programas de mensajería más utilizados, Gmail, está estructurado en conversaciones, no en mensajes aislados. Eso sin contar con el fenómeno WhatsApp (léase guasap) o el incensante gorjeo de Twitter. Por todo lo anterior, sentenciamos al correo a una muerte lenta pero inexorable, por lo menos tal y como lo conocimos en su día, aunque vista la numantina resistencia del fax, mucho nos tememos que nos quedan muchos mails que leer… (más…)

Sanidad híbrida o la conversación entre iguales como motor de cambio


Hoy hemos hecho un corta-y-pega de nuestra colaboración en la iniciativa Sanidad híbrida. Si aún no la conoces, te invitamos a leer los interesantísimos posts publicados hasta la fecha y los que irán apareciendo en los próximos días. Por nuestra parte, hemos hilvanado algunas ideas que algunos ya nos habréis escuchado/leído antes y que tienen un denominador común: Internet se ha convertido en una gran conversación en la que, en un plano de horizontalidad, los usuarios construyen contenidos de forma cooperativa. Esta realidad, es un importante motor de creatividad e innovación que, como no puede ser de otra forma, nos llevará, irremediablemente a un nuevo escenario en nuestras vidas profesionales y personales… (más…)

De las consultas a los colegios… y a la Red

El próximo jueves hablaremos, en un encuentro patrocinado por Menarini, cómo ha afectado, desde nuestro punto de vista, la irrupción de la web social y todas las herramientas que Internet 2.0 ha puesto a nuestra disposición, a la promoción del uso adecuado de los medicamentos. El encuentro, además, nos permitirá conocer de primera mano las interesantes propuestas de La Comisión Gestora o el proyecto Lucano 2.0.

Si todo sale según lo programado, volveremos a hablar esta misma semana de nuestro libro, pero hoy queremos comentar un correo que nos ha remitido la Consejería de Salud y que habla de los programas de promoción de hábitos de vida saludables en los centros educativos. Los programas actualmente propuestos (Aprende a Sonreír, Alimentación Saludable, Forma JovenA no fumar me apunto y Sonrisitas) son de carácter voluntario y por ello el correo recuerda que hasta el próximo 30 de septiembre está abierto el plazo para que los centros educativos de Andalucía se inscriban a los mismos. (más…)

Gogleando con gúguel

No, no nos hemos vuelto locos y el título de este caótico post se debe a que hoy os vamos a hablar de Google Goggles. Pero vamos por partes: si habéis leído el último número de Neurology, habréis visto un duro estudio farmacoeconómico titulado Cost-effectiveness of disease-modifying therapy for multiple sclerosis: A population-based study cuyo objetivo ha sido evaluar el coste-efectividad en Estados Unidos, de los tratamientos modificadores del curso de la enfermedad en pacientes con esclerosis múltiple. Merece la pena su lectura, así como del editorial que comenta sus preocupantes conclusiones, que podemos resumir en una frase: pagamos mucho dinero para tan pobres resultados. Esto podríamos enlazarlo con el documento sobre uso adecuado y eficiente de medicamentos, que leímos en el blog de Vicente Baos y con el que, básicamente, estamos de acuerdo, pese a que en su redacción no ha participado, sin que sepamos los motivos, ningún farmacéutico de atención primaria u hospitalaria, ni otros profesionales sanitarios. Pero a lo que íbamos: quizás los fármacos para la esclerosis múltiple son un ejemplo claro de medicamentos por los que estamos pagando lo que no valen en términos clínicos. Esta afirmación puede resultar todo lo irritante y discutible que se quiera. Pero basta echarle un vistazo al artículo de Neurology y leer que en Estados Unidos un QALY -en el caso que nos ocupa- cuesta la friolera de 800.000 $ para ver que, independientemente de las diferencias de precios que pudiera haber y, no digamos, de sistemas sanitarios, no parece que las autoridades del ramo hayan velado en esta ocasión, precisamente, por el bien común. (más…)

¿Estamos realmente dispuestos a innovar?

Si hay una palabra que nos martillea las meninges desde que la Web 2.0 llegó a nuestras vidas, con su parafernalia y su elenco de herramientas,  ésta es innovación. Ahora, todos quieren (queremos) innovar, lo mismo que antes todos querían (queríamos) progresar. Queremos innovar, cambiar, reformar, modificar, readaptar nuestras forma de hacer las cosas. En el entorno laboral y en el personal. Y debajo de la alfombra innovadora, encontramos el deseo de adaptarnos a un horizonte que se mueve, un deseo de mejora, de avance. Queremos cambiar nuestro entorno, para cambiar el mundo. ¿O quizás era alrevés? Incluso estos días se ha vuelto a oír la famosa frase que alguien escribió en los muros de la Sorbona en un lejano mes de mayo del 68: Olvídense de todo lo que han aprendido. Comiencen a soñar. Si a esto le unimos la nube, llegamos al nirvana innovador, ese estado entusiástico por cambiar, reformar, modificar… que unas veces sale de nuestras cabezas y otras de nuestro corazón. Pero, un momento… ¿realmente estamos dispuestos a innovar? (más…)

Cinco problemas cotidianos que la nube ha solucionado

Si 2.010 fue, según la propaganda de los manzanitos, el año del iPad, 2.011 está siendo sin duda alguna el año de la nube, que es como se conoce familiarmente el cloud computing o computación en la nube. Básicamente la nube consiste en el almacenamiento de nuestra información en discos duros virtuales. Esto es, que no están físicamente alojados en nuestro ordenador, sino en servidores remotos. Pero es mucho más que esto, porque la nube no es solo un gigantesco y lejano disco duro más del trasto con el que nos conectamos a Internet (ya sea un ordenador convencional, portátil, teléfono o tableta) sino que en esos servidores virtuales pueden alojarse programas que nos ofrecen distintos servicios. El ejemplo más evidente es el correo electrónico que leemos, contestamos o reenviamos sin necesidad de bajar los mensajes al programa que utilizamos en nuestro cacharro. O sea, el webmail de toda la vida. Pero hay más: la nube nos permite utilizar agendas, programas ofimáticos, juegos y un sin fin de utilidades -generalmente gratuitas– que han resuelto muchos de los problemas tradicionales de la era prenube. Como el 90% de los suscriptores de este blog lo son por correo electrónico y no por RSS, hemos supuesto que aún eres de los que apunta los teléfonos en un post it que nunca aparece cuando más lo necesitas. Bueno, quizás el ejemplo sea exagerado. Pero a lo peor eres de lo que aún utilizas la Moleskine, la Guía Repsol o las Páginas Amarillas. O sea, alguien sospechoso de ser no sostenible, un consumidor compulsivo de papel que se ha quedado anclado en sus añorados ’80 y que no le ha encontrado aún utilidad a sus pulgares. Ahora que lo pensamos, quizás el ejemplo del post it no era tan exagerado. Antes de que tus hijos -presentes o futuros, en cualquier caso nativos digitales– te perdonen la vida, vamos a ver 5 problemas cotidianos que la nube ha resuelto, con el objetivo de que te pongas las alas y te animes a volar libremente por ella. Son éstos… (más…)

Tus primeros pasos en la Web 2.0 o cómo y porqué empezar a hacer las cosas de otra forma

Como os adelantamos en una entrada anterior, esta semana se ha celebrado en Castelldefels el Aula FAP, actividad formativa de la SEFAP que, en esta ocasión, ha llevado por título La gestión del conocimiento científico en entorno Web 2.0. Sin temor en esta ocasión a equivocarnos, podemos asegurar que la experiencia ha sido un éxito con muchos ingredientes: el saber hacer de Ernesto Barrera, la simpatía de Cruz Bartolomé o la naturalidad de Jose Ávila (todo un hallazgo). En el reguero de enlaces que hemos dejado hasta ahora, podéis encontrar una gran cantidad de material, parte del cual se ha utilizado en esta actividad formativa. Eso sin olvidar la página web que se creó específicamente para el Aula FAP. Os advertimos que es mucho, mucho material, cuya digestión puede ser lenta. Una vez dicho esto, os contamos un par de cosas más: es de una calidad excepcional, por lo que os recomendamos tenerlo a mano para seguir avanzando en los vericuetos de la Web 2.0 y de un nivel asequible a cualquiera. No en vano, el Aula FAP estaba dirigida a iniciar en este mundo a los farmacéuticos de atención primaria, aunque podríamos cambiar el título y dirigirla a cualquier otro colectivo de profesionales sanitarios. A continuación, apuntamos nuestras reflexiones sobre lo visto y vivido en Castelledefels y, como siempre, alguna cosa más… (más…)

La blablateca de las oportunidades

Ayer aprovechamos el rato del café para entablar una jugosa discusión sobre el alcance del mundo 2.0. Mi interlocutor defendía la tesis de que la presencia de profesionales sanitarios en Twitter, Facebook o la blogosfera es residual, minoritaria. Y el impacto real sobre la práctica clínica, mínimo, si no nulo. Sin duda, una postura escéptica, pero mantenida no solo por muchos compañeros, sino por no pocos gestores que ven en la Web 2.0 una moda en la que los más tecnófilos, han encontrado un filón y una vía de escape personal o profesional. Por supuesto, que desde esta perspectiva, no están dispuestos a mover un dedo para difundir las herramientas entre el personal a su cargo. Y así, no resulta extraño que los médicos no tengan acceso a Internet en la consulta o que donde trabajamos actualmente, esté bloqueado el acceso a algunas redes sociales o determinadas web por una decisión cuya legalidad cuestionamos. Y no digamos su oportunidad… (más…)

Si puedes soñarlo… puedes hacerlo (W. Disney)

Decía Enrique Dans en su famoso libro que Todo va a cambiar. Aunque de lectura más que recomendable, pensamos que el título es poco afortunado. Nos atrevemos a proponer dos alternativas: todo está cambiando o incluso… todo ha cambiado. Como muestra, hoy traemos a este blog dos interesantísimas experiencias.

La primera, la encontramos hace unos días en TED. Como ya sabéis, TED -acrónimo de Technology, Entertainment, Design- es una organización sin ánimo de lucro que se creó para la difusión de ideas innovadoras. Las conferencias -generalmente breves- están en inglés, pero para los que tengan (tengamos) problemas con el acento, hay muchas que están subtituladas en español. Cuento con vuestra complicidad para recomendaros un par de cosas: tener a mano el canal de TED y buscar todas las semanas un hueco para ver una (una) conferencia. En la de hoy podremos atisbar un futuro en el transplante de órganos sólidos hecho -nunca mejor dicho- a medida del paciente, lejos de los rechazos y de las complicaciones asociadas al uso de los inmunosupresores. ¿Crees que es posible imprimir un riñon humano? Sí, imprimirlo. En este video Anthoy Atala nos explica cómo. Quizá en un futuro los FAP estemos promocionando el uso racional de los cartuchos de tinta. Quién sabe… (más…)