Con un par de tibias y una calavera

En nuestro último post descubrimos una fuente como F1000, idónea para rescatar publicaciones relevantes que se nos han escapado en el día a día (imposible estar a todas y una locura pretenderlo) y hoy nos vamos a referir a otra poco conocida, denominada Tools for Practice. Este recurso se encuentra albergado en la página web del Alberta College of Family Physicians aunque lo descubrimos inicialmente en la página web de la Universidad de McMaster que es, como todos sabéis, uno de los centros de referencia a nivel mundial de la Medicina Basada en la Evidencia.

No hay nada como navegar por Internet, sin rumbo fijo y dejar que unos sitios te lleven a otros. Bicheando la página de la McMaster University observamos que tiene un apartado en el que el National Pain Centre acaba de colgar una  guía titulada Canadian Guideline for Safe and Effective Use of Opioids for Chronic Non-Cancer Pain. Estupendo botín para tan corta singladura. Esta guía está publicada en dos versiones que denominan Part A y Part B. En realidad, la primera parte es un documento corto con los antecedentes de la guía y un resumen de sus recomendaciones, mientras que la segunda es un documento bastante más extenso con la guía completa. Siguiendo con nuestra travesía internáutica, descubrimos en la columna izquierda de la página del National Pain Centre un viejo conocido: el Toward Optimize Practice. Su lema es Good Medicine for your practice. Y como reza en su página principal, su objetivo es fomentar una cultura de mejora continua de la calidad entre los médicos de Alberta y los equipos con los que trabajan. Ahí es nada.

De nuevo en la parte izquierda encontramos otro cofre cargado de tesoros: nos avisan que acaban de publicar una guía de práctica clínica sobre infecciones del tracto urinario. Y que han actualizado este año unas pocas más: celiaquía, disfunción eréctil, insomnio, osteoporosis…  Nos dirigimos a toda máquina al Informed Practice en cuyo interior, en un apartado denominado Clinical Practice Guideline, encontramos un montón de guías de práctica clínica en formato resumido que reúnen en un puñado de páginas sus recomendaciones de una forma clara, directa, útil. Pero no es esto todo lo que nos ofrece Informed Practice: hay otro apartado denominado Tools for Practice que es con el que comenzábamos este post. Y así hemos cerrado el círculo.

Tools for Practice es un servicio del Colegio de Médicos de Familia de Alberta para sus miembros, que contiene artículos que resumen la evidencia sobre una determinada cuestión clínica. O dicho de otra forma: tenemos un colegio profesional, que publica en abierto (no hay ni que registrarse) herramientas para mejorar la práctica, basadas en la evidencia y que comparte con otras entidades cuyos fines son idénticos: mejorar la práctica clínica de los profesionales sanitarios. Hasta donde sabemos, no hay en España una iniciativa siquiera parecida. Aunque con la globalización, tan denostada como alabada, alguno podría pensar que teniendo ordenador y ADSL, tampoco la necesitamos. Craso error, porque el liderazgo se forja en torno a un buen producto. Y mientras otros investigan, nosotros copiamos, pegamos y traducimos. A piratas de agua dulce nadie nos gana. Lo malo vendrá cuando nos cierren los contenidos o nos cobren poco, mucho o muchísimo por ellos. Que todo se andará.

No queríamos terminar la ruta sin hacer referencia a uno de los 25 artículos incluidos en Tools for Practice. Se titula Ezetimibe: Lowers LDL cholesterol but what else?. Bajo este título con reminiscencias nescafeteras, su autor resume en un par de páginas la evidencia que respalda el uso de ezetimiba, fármaco hipolipemiante cuya prescripción, por increíble que parezca, no para de aumentar a pesar de que su lugar en la terapéutica es marginal. Más increíble aún si leemos la conclusión del documento: 8 años después de su autorización por la FDA, aún no hay evidencia de que ezetimiba reduzca las variables de resultado cardiovascular. Es peor que niacina y hay dudas sobre su capacidad de aumentar el riesgo de muerte por cáncer. Otra vez aplastados por la propaganda. Y ahora sí, fin de trayecto. Hemos llegado al mundo real y ya no queremos seguir jugando a los piratas. Demasiada competencia.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .