Adherencia al tratamiento en pacientes diabéticos: problema y posibles soluciones

1-djkuebfzoubpzzkanp5mtqHoy hemos participado en la Escuela Andaluza de Salud Pública en la Jornada sobre resultados en salud, costes y diabetes en Andalucía, invitados con Joan Carles Marchen la que hemos tenido ocasión de dar algunas pinceladas sobre la adherencia terapéutica, en el contexto de las enfermedades crónicas en general y la diabetes en particular. Queremos compartir la presentación, que algunos de los asistentes nos pidieron al concluir el acto y las ideas clave sobre las que pivotó nuestra pequeña aportación a una gran iniciativa en la que, además, en un día muy especial para los FAPse presentó en sociedad la nueva edición del Plan Integral de Diabetes de Andalucía. Son éstas…

1.- Invertimos mucho esfuerzo en decidir el posicionamiento terapéutico de los tratamientos farmacológicos y olvidamos que, como dijo en su día Everett Koop, los medicamentos no funcionan en los pacientes que no se los toman.

2.- El término adherencia terapéutica se refiere al cumplimiento, por parte del paciente, del acuerdo terapéutico al que ha llegado con el profesional sanitario que lo atiende. La falta de adherencia, en relación al tratamiento farmacológico, va más allá de dejar de tomar un determinado medicamento: tomar otro en su lugar, tomarlo a una dosis distinta a la prescrita, con alimentos (cuando se debe tomar en ayunas)  por la noche (cuando se pautó por la mañana) o con una técnica inadecuada (colirios, pomadas, inhaladores, parches, inyectables…) son otras forma de falta de adherencia.

3.- El perfil del paciente incumplidor pone de relieve que es un problema transversal y que su origen es multifactorial.

4.- Las consecuencias de la falta de adherencia son personales (más ingresos, progresión de la enfermedad, complicaciones, peor pronóstico…) y sociales (resistencias a antimicrobianos, mayor morbimortalidad, mayores costes…)

5.- La adherencia terapéutica tiene causas socioeconómicas, relacionadas con el sistema sanitario, la enfermedad, el tratamiento y el paciente. Todas son importantes y debemos tenerlas en cuenta. Su abordaje será, por tanto, multifactorial y multidisciplinar.

6.- Arrostrar el problema de la falta de adherencia implica tener un actitud vigilante ya que se han detectado características o circunstancias que nos deben alertar de la posibilidad de que el paciente no se tome el tratamiento o, al menos, no como se le prescribió.

7.- Dicho abordaje requiere de cambios profundos en la forma de comunicarnos con los pacientes, que debe adaptarse a sus características, dándoles cauce de participación en la toma de decisiones, que debe ser compartida, o simplificar -en la medida de lo posible- los tratamientos, entre otras medidas de interés.

8.- La adherencia debe evaluarse, para lo cual existen muchos métodos directos o indirectos. Todos tienen sus ventajas e inconvenientes. Algunos, como la escala de Morisky-Green, pese a sus limitaciones, son adecuados para utilizarlos en el transcurso de la entrevista clínica.

9.- Otra forma de favorecer la adherencia es hacer una Medicina mínimamente disruptiva, concepto abanderado por Víctor Montori que implica reconocer la sobrecarga que suponen los tratamientos, trabajar coordinadamente para evitarla y priorizar (desde la óptica de los pacientes) cuando éstos no puedan o quieran soportarla.

10.- A nivel corporativo, es necesario comenzar a evaluar la adherencia a los tratamientos de forma reglada. Un modelo de cómo hacer las cosas es la revisión en 7 pasos que realizan -entre otros- los farmacéuticos clínicos en la atención primaria británica.

Colofón: hemos resumido en 10 puntos una intervención de 20′ para que la presentación te sea de utilidad y puedas seguir la línea argumental. Esperamos que sirva, antes que nada, para concienciarnos a todos de la relevancia que tiene uno de los retos más importantes que tenemos planteados en el ámbito de la Salud Pública y que afecta, nada más y nada menos, a uno de cada dos pacientes. En palabras de la OMS, mejorar la adherencia terapéutica quizás sea la mejor inversión para abordar efectivamente los procesos crónicos. Una inversión que, más allá de los recursos humanos o económicos, requiere de un cambio de actitud a nivel personal y corporativo que no admite más demora: más allá del posicionamiento terapéutico, la sempiterna discusión sobre la eficacia y la eficiencia, hay vida: la de nuestros pacientes, cuya atención no termina con una prescripción sino que, muy al contrario, comienza con ella…

Anuncios

2 comments

  1. Hola!! Gracias por el trabajo que están haciendo en este blog, es bastante interesante y de contenido valioso para muchos pacientes. Mi nombre es Edwarlyn Bencomo y soy farmacéutico. Recientemente desarrollamos https://matchmyrx.com/es/ una nueva aplicación dirigida a pacientes, que los ayudará a entender y conocer más de los medicamentos que toman, alertarlos de posibles errores y ayudarlos a recordar su tratamiento. Nos gustaría saber si es posible que compartan el link de nuestra aplicación en su portal para correr la voz entre los pacientes. Muchas gracias de nuevo y que sigan los éxitos!

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s