Pacientes

(BMJ) MBE: de la guía al paciente (y 2)

principles-of-patient-centered-care

Continuamos con la segunda parte del artículo de Margaret McCartney en la que liquida el análisis de situación incluido en el post de ayer para centrarse, a continuación, en propuestas concretas que  atañen a las herramientas que utilizamos, cuestionan nuestra forma actual de trabajar o de gestionar los servicios sanitarios. Nada escapa a la revolución que propugna Margaret, que resumimos en una sola frase: Una buena asistencia implica una asociación entre pacientes y profesionales sanitarios donde las personas importen más que sus trastornos de salud por separado. 

Alguno atribuirá a la autora cualidades fantásticas por sacudir las alfombras de los sistemas sanitarios occidentales y ponerlos frente al espejo de sus evidentes limitaciones. Es posible. Pero recordamos que fue Lao Tsé quien aseveró que la travesía de mil millas comienza con un paso. Y éste, dado por la McCartney es propio de gigantes… (más…)

(BMJ) MBE: de la guía al paciente

burdenHace unos días Margaret McCartney nos dejó en el BMJ otra de sus magistrales reflexiones públicas. En esta ocasión, centrada en cómo hacer compatibles los dictados de la MBE (con las guías de práctica clínica como máximo exponente) con los deseos, valores y expectativas del paciente individual. Indudablemente, la MBE supuso en su momento un avance importante hacia una Medicina basada en postulados científicos, antes que en la opinión de tal o cual experto aliñada, o no, con el consiguiente conflicto de intereses. No obstante, la rigidez de algunas guías, la general ausencia de los pacientes en su elaboración y el uso torticero que a veces se hace de ellas determina que, para hacer una práctica basada en la mejor evidencia, las GPC sean un instrumento necesario pero claramente insuficiente.

Sobre todos estos aspectos nos hablar Margaret en su artículo, que ha sido traducido y adaptado para todos por Mercè Monfar y que, por su extensión (aunque es de ágil lectura) hemos dividido en dos entregas. Dice así… (más…)

A propósito del NICE, las estatinas y los pacientes inmaduros

de-espaldas-a-la-realidadContinúa la polémica de la guía del NICE de modificación de lípidos en el Reino Unido, alimentada esta semana por la contestación de David Haslam, director de la institución, a una carta abierta dirigida a la Comisión de Sanidad de la Cámara de los Comunes, por un grupo de expertos y personalidades de la sanidad británica. El debate es enriquecedor y los argumentos son diáfanos por ambas partes aunque, desgraciadamente, las posturas son actualmente irreconcialiables.

En su respuesta, Haslam introduce una interesante puntualización: It is only if lifestyle changes on their own are not sufficient, and that other risk factors such as hypertension are also managed, that people who are at risk should be offered the opportunity to use a statin, if they want to. O sea, cuando agotemos las medidas no farmacológicas (tabaco, dieta, ejercicio…) y en el marco de un abordaje multifactorial debemos plantearnos pautar una estatina -si el paciente así lo desea-. Esto es, respetando sus preferencias y su criterio en un marco de toma de decisiones compartida. Los pros y contras evidenciales, ya han sido tratados en Sala de lectura con antelación. Pero hoy vamos a compartir con vosotros humildemente una reflexión muy personal, con el ánimo de iniciar un sano y constructivo debate sobre la legión de pacientes en los que la modificación de hábitos de vida no es eficaz, simplemente, porque no se lleva a cabo. ¿Qué hacer con estos pacientes? ¿Comenzamos a tratarlos sin más? ¿Es adecuado? ¿Es ético hacerlo? ¿Y no hacerlo? Pasa y comparte con nosotros tus pensasmientos… (más…)