Fármacos homeopáticos en España: #NoSinEvidencia

logo-web-nosinevidenciaLa evidencia científica es uno de los pilares sobre los que se asienta la medicina moderna. Esto no siempre ha sido así: durante años, se aplicaron tratamientos médicos sin comprobar previamente su eficacia y seguridad. Algunos fueron efectivos, aunque muchos tuvieron resultados desastrosos.

Sin embargo, en la época en la que más conocimientos científicos se acumulan de la historia de la humanidad, existen todavía pseudo-ciencias que pretenden, sin demostrar ninguna efectividad ni seguridad, pasar por disciplinas cercanas a la medicina y llegar a los pacientes.

Los firmantes de este manifiesto, profesionales sanitarios y de otras ramas de la ciencia, periodistas y otros, somos conscientes de que nuestra responsabilidad, tanto legal como ética, consiste en aportar el mejor tratamiento posible a los pacientes y velar por su salud. Por ello, la aparición en los medios de comunicación de noticias sobre la apertura de un proceso de regulación y aprobación de medicamentos homeopáticos nos preocupa como sanitarios, científicos y ciudadanos, y creemos que debemos actuar al respecto. Las declaraciones de la directora de la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS) asegurando que no todos los medicamentos homeopáticos tienen que demostrar su eficacia y que la seguridad no se tiene que demostrar con ensayos clínicos específicos no hacen sino aumentar nuestra preocupación.

Por lo tanto, solicitamos:

1.- Que no se apruebe ningún tratamiento que no haya demostrado, mediante ensayos clínicos reproducibles, unas condiciones de eficacia y seguridad al menos superiores a placebo. La regulación de unos supuestos medicamentos homeopáticos sin indicación terapéutica es una grave contradicción en sí misma y debe ser rechazada. Si no está indicado para nada ¿para qué hay que darlo?

2.- Que la AEMPS retire de la comercialización aquellos fármacos, de cualquier tipo, que pese a haber sido aprobados, no hayan demostrado una eficacia mayor que el placebo o que presenten unos efectos adversos desproporcionados.

3.- Que el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad y el resto de autoridades sanitarias persigan a aquellas empresas que atribuyen cualidades curativas o beneficiosas para la salud a sus productos sin haberlo demostrado científicamente.

4.- Que el Consejo General de Colegios de Médicos de España/Organización Médica Colegial, en cumplimiento del artículo 26 del Código de Deontología Médica, desapruebe a los facultativos que prescriban tratamientos sin evidencia científica demostrada.

Puedes adherirte a esta iniciativa en: http://nosinevidencia.wordpress.com/

Captura

6 comments

  1. Los MEDICAMENTOS homeopáticos tienen estudios clínicos no sólo frente a placebo sino frente a fármacos de referencia en cada patología. Están indexados y los puedes encontrar en pubmed.

    Me gusta

    1. Hola Ángel y gracias por tu comentario:
      Me alegro que sea tal y como tú dices. Ahora lo que falta es que los medicamentos homeopáticos presenten dichos estudios a las autoridades sanitarias y sigan el procedimiento de autorización habitual, en el que demuestren que son seguros y eficaces. No es otra cosa lo que se pide.
      Un saludo.
      CARLOS

      Me gusta

  2. Buenos días, quería comentar sobre la homeopatía.
    – Primero quisiera dejar claro que soy un médico de familia no creyente ni prescriptor de la homeopatía y sí un gran seguidor tuyo a través de twiter.
    – A propósito de la homeopatía me surgen ciertas dudas que seguro podrás ayudarme:
    1- no tendrán alguna cosa todas estas medicinas “alternativas”?No puede ser que alguna práctica médica que ha sobrevivido casi 5000 años como la medicina china tengan algún beneficio?o no son ciertas “sólo” por no poder pasar el test de nuestro método científico?
    2- nos estamos rasgando las vestiduras por la idea de aprobar medicamentos que no tienen indicación/evidencia científica. Esto podría pasar en nuestra medicina?Ahora me vienen a la cabeza: serc, somazina, tanakene….y creo que estos tienen peores efectos secundarios.
    3- entendiendo la homeopatía como un acto de fe/religión de algunos de nuestros pacientes, no deberíamos respetarlo?no deberíamos intentar comprender este acto de fe y saber cuándo puede ser potencialmente grave?Trabajo en un centro sociosanitario en Cataluña, donde en varias ocasiones he llamado personalmente al servicio religioso a petición del paciente/familia para dar la extremaunción y el paciente ha muerto más tranquilo y no soy católico. No deberíamos respetar a aquellas personas que creen que tomarse unas bolitas cada día les ayudará a no resfriarse. Evidentemente deberíamos actuar delante de aquellos que quieren curarse un cáncer con homeopatía. Y para este fin, no sería bueno tener un registro de los fármacos homeopáticos?

    Muchísimas gracias por tu trabajo, eres una fuente de saber muy interesante.

    Me gusta

    1. Hola Josep, paso a comentar tus dudas:
      1.- No podemos meter en el saco de las “medicinas alternativas” a todas las prácticas que no se identifiquen con la medicina occidental. Un ejemplo claro es la acupuntura en determinadas dolencias, para las cuales existen revisiones de la Cochrane que determinan su eficacia y seguridad. Lo único que pedimos es que los medicamentos homeopáticos se sometan exactamente al mismo proceso de autorización que el resto de los medicamentos. Ni más, ni menos. Y sus promotores deberían ser los primeros interesados en dejar claro que sus productos tienen una seguridad y eficacia superior -al menos- a un placebo.
      2.- Podría pasar y pasa. En nuestro vademecum existen medicamentos cuya seguridad y eficacia está en duda. Pero no ahondemos en errores del pasado. Existen medicamentos que en su día se autorizaron en base a unos criterios que hoy día nos parecen irrisorios. El problema es que no ha habido una reevaluación posterior de la cual soy partidario. El escándalo de los “condroprotectores” es un buen ejemplo de lo que digo y ya dejé clara mi postura al respecto en el blog.
      3.- En este punto entramos en el dilema ético de si es adecuado o no utilizar placebos para según qué dolencias. Y eso suponiendo que todos los fármacos homeopáticos sean equiparables a un placebo cosa que se podría aclarar si se sometieran al procedimiento de autorización existente. Algo muy diferente es pretender autorizar medicamentos sin indicación lo que, a vuelapluma, es un sin sentido terapéutico. Otro punto que toca tu planteamiento es el del paternalismo de algunos médicos versus una toma de decisiones compartida. Creo que debemos respetar las creencias y preferencias de los pacientes, pero no podemos alimentar falsas expectativas sobre productos que no han demostrado ser seguros ni eficaces -como sí lo han hecho los medicamentos “normales”- y menos aún a espaldas de los pacientes. Estos deben estar bien informados y orientados por los profesionales que los atienden y aunque la Medicina tenga parte de arte y parte de ciencia, no debemos olvidar nunca que el método científico es lo que nos ha hecho avanzar a pasos agigantados en los últimos 150 años. Los demás, siguen donde estaban…
      Un saludo y gracias por tu comentario.
      CARLOS

      Me gusta

  3. Es decepcionante comprobar que haya tantos profesionales en contra de la regulación de estos medicamentos. Si genera un beneficio para el paciente, ¿por qué privarle de ello? Está más que comprobada la existencia de casos realmente espectaculares, de personas que mejoran sustancialmente, dejando el supuesto “efecto placebo” de lado. La Homeopatía está muy cerca de las terapias personalizadas, ya que tiene en cuenta multitud de factores que no contemplan otras disciplinas en este momento. Cumple el sueño de los antiguos sabios “primum non nocere”, curando sin generar un daño en el paciente.
    Las demás terapias muestran evidencia y resultados para aquellas personas que salen “retratadas en la foto” de un determinado estudio, ¿qué ocurre con el resto, cómo les ayudamos? Somos distintos, y hay personas que se benefician con unas terapias, con otras o con ambas, tal y como se puede comprobar a través de la práctica habitual. Los nuevos medicamentos salen al mercado en base a unos mínimos, y es el uso el que va dando las claves y orienta acerca del camino que hay que seguir.
    La regulación en España es un paso necesario, estamos a la cola del resto de Europa. Abramos nuestra mente al cambio, y que el desconocimiento que existe entre los profesionales sanitarios acerca de esta y otras terapias no sea un motivo para dejar de beneficiar a los pacientes. La ciencia tiene muchos interrogantes por resolver todavía, entre ellos está la Homeopatía.

    Me gusta

    1. Hola, María Dolores:
      Ninguno de los impulsores de esta iniciativa estamos en contra de la regulación de los medicamentos homeopáticos, sino todo lo contrario: en contra de la situación actual (básicamente, un limbo legal) y en contra de una regulación que pueda suponer la existencia en el mercado de fármacos sin indicación (como ya he dicho más arriba, un sinsentido terapéutico) o que no hayan demostrado ser seguros y eficaces en sus indicaciones. Y esto referido a los medicamentos homeopáticos y, por supuesto, a los alopáticos.
      Gracias por tu comentario. Un saludo.
      CARLOS

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s