(CMAJ) Es el conocimiento, estúpido

En las elecciones que Clinton ganó a Bush padre se popularizó la frase the economy, stupid que se atribuye a James Carville, estratega de la campaña electoral de los demócratas, quien propuso a su jefe de filas centrarse en las cuestiones que afectaban a la vida cotidiana de los ciudadanos y sus necesidades más inmediatas. Para  que sus ideas no cayeran en el olvido, pegó un cartel en las oficinas centrales en el que se podían leer 3 líneas:

  • Cambio vs más de lo mismo
  • La economía, estúpido
  • No olvidar el sistema de salud

Aunque el cartel era solo un recordatorio interno, la frase se convirtió en una especie de eslogan no oficial de la campaña de Clinton, que resultó decisivo para modificar la relación de fuerzas y derrotar a Bush, algo impensable poco antes. La frase, de gran éxito, trascendió la cultura política estadounidense y usualmente se expresa precedida del verbo “es” para destacar lo esencial en una determinada situación. Hoy, nos la apropiamos y la retorcemos para destacar la generación y transferencia del conocimiento, como motor de cambio vs más de lo mismo, en el seno de los sistemas de salud. Ahí es nada.

Para no extendernos más de las 600 palabras por artículo que prometemos y nunca cumplimos, hoy traemos a este blog una serie de artículos que el Canadian Medical Association Journal viene publicando en su página web y que va por su segunda entrega. La primera, titulada Defining knowledge translation define la transferencia de conocimiento (término que en la Jornada Científica promovida por el Ministerio de Sanidad y Política Social se ha traducido como traslación del conocimiento) partiendo de la idea de que existen brechas entre la evidencia disponible y la toma de decisiones, en todos los niveles de los sistemas sanitarios (pacientes, profesionales y gestores). En este contexto, la transferencia del conocimiento implica incluir el conocimiento de alta calidad en el proceso de la toma de decisiones. Para ello, los autores definen un marco de acción que constituye un modelo para promocionar la aplicación de los frutos de la investigación y el proceso de transferencia del conocimiento y que reproducimos a continuación:

El segundo de los artículos publicados hasta el momento se titula Knowledge creation: synthesis, tools and products y en él se clasifican las fuentes del conocimiento: el conocimiento de primera generación es el derivado de estudios como los ensayos clínicos aleatorizados. Las síntesis del conocimiento, como las revisiones sistemáticas, representan un buen ejemplo del conocimiento de segunda generación. El conocimiento de tercera generación incluye herramientas y productos como las herramientas de ayuda para la toma de decisiones o las guías de práctica clínica, cuyo propósito es presentar el conocimiento en un formato útil y amigable. A continuación, el artículo hace un recorrido sobre la metodología para desarrollar guías de práctica clínica y la evaluación de su calidad metodológica con la herramienta Agree, para terminar con las herramientas de ayuda a la toma de decisiones. Sin duda una auténtica delicia para los que busquen toda esta información compendiada de forma clara y sencilla, en apenas 5 páginas.

Sobre la herramienta Agree, un apunte: como sabéis, es la herramienta de evaluación de guías de práctica clínica más utilizada actualmente. No obstante, tiene limitaciones, como por ejemplo, no analizar la aplicabilidad de las recomendaciones de la guía evaluada. Para subsanarlas, se han puesto en marcha iniciativas como la GLIA (Guideline Implementability Appraisal) formulada inicialmente por la Universidad de Yale y de la que podremos saber más en esta presentación.

En definitiva, la generación y transferencia del conocimiento a la práctica clínica son una de las bases de la excelencia en los servicios de salud. No asumir esta realidad nos condena a retrasar -a veces indefinidamente- la aplicación de los avances que la investigación pone a nuestro alcance, lo que en última instancia perjudica a nuestros pacientes. Ahora que cada vez están -afortunadamente- más informados, no debemos dar pie a que alguno, evidencia en mano, nos espete: es el conocimiento, estúpido

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .