Mes: febrero 2017

Adherencia al tratamiento en pacientes diabéticos: problema y posibles soluciones

1-djkuebfzoubpzzkanp5mtqHoy hemos participado en la Escuela Andaluza de Salud Pública en la Jornada sobre resultados en salud, costes y diabetes en Andalucía, invitados con Joan Carles Marchen la que hemos tenido ocasión de dar algunas pinceladas sobre la adherencia terapéutica, en el contexto de las enfermedades crónicas en general y la diabetes en particular. Queremos compartir la presentación, que algunos de los asistentes nos pidieron al concluir el acto y las ideas clave sobre las que pivotó nuestra pequeña aportación a una gran iniciativa en la que, además, en un día muy especial para los FAPse presentó en sociedad la nueva edición del Plan Integral de Diabetes de Andalucía. Son éstas…

1.- Invertimos mucho esfuerzo en decidir el posicionamiento terapéutico de los tratamientos farmacológicos y olvidamos que, como dijo en su día Everett Koop, los medicamentos no funcionan en los pacientes que no se los toman.

2.- El término adherencia terapéutica se refiere al cumplimiento, por parte del paciente, del acuerdo terapéutico al que ha llegado con el profesional sanitario que lo atiende. La falta de adherencia, en relación al tratamiento farmacológico, va más allá de dejar de tomar un determinado medicamento: tomar otro en su lugar, tomarlo a una dosis distinta a la prescrita, con alimentos (cuando se debe tomar en ayunas)  por la noche (cuando se pautó por la mañana) o con una técnica inadecuada (colirios, pomadas, inhaladores, parches, inyectables…) son otras forma de falta de adherencia.

3.- El perfil del paciente incumplidor pone de relieve que es un problema transversal y que su origen es multifactorial.

4.- Las consecuencias de la falta de adherencia son personales (más ingresos, progresión de la enfermedad, complicaciones, peor pronóstico…) y sociales (resistencias a antimicrobianos, mayor morbimortalidad, mayores costes…)

5.- La adherencia terapéutica tiene causas socioeconómicas, relacionadas con el sistema sanitario, la enfermedad, el tratamiento y el paciente. Todas son importantes y debemos tenerlas en cuenta. Su abordaje será, por tanto, multifactorial y multidisciplinar.

6.- Arrostrar el problema de la falta de adherencia implica tener un actitud vigilante ya que se han detectado características o circunstancias que nos deben alertar de la posibilidad de que el paciente no se tome el tratamiento o, al menos, no como se le prescribió.

7.- Dicho abordaje requiere de cambios profundos en la forma de comunicarnos con los pacientes, que debe adaptarse a sus características, dándoles cauce de participación en la toma de decisiones, que debe ser compartida, o simplificar -en la medida de lo posible- los tratamientos, entre otras medidas de interés.

8.- La adherencia debe evaluarse, para lo cual existen muchos métodos directos o indirectos. Todos tienen sus ventajas e inconvenientes. Algunos, como la escala de Morisky-Green, pese a sus limitaciones, son adecuados para utilizarlos en el transcurso de la entrevista clínica.

9.- Otra forma de favorecer la adherencia es hacer una Medicina mínimamente disruptiva, concepto abanderado por Víctor Montori que implica reconocer la sobrecarga que suponen los tratamientos, trabajar coordinadamente para evitarla y priorizar (desde la óptica de los pacientes) cuando éstos no puedan o quieran soportarla.

10.- A nivel corporativo, es necesario comenzar a evaluar la adherencia a los tratamientos de forma reglada. Un modelo de cómo hacer las cosas es la revisión en 7 pasos que realizan -entre otros- los farmacéuticos clínicos en la atención primaria británica.

Colofón: hemos resumido en 10 puntos una intervención de 20′ para que la presentación te sea de utilidad y puedas seguir la línea argumental. Esperamos que sirva, antes que nada, para concienciarnos a todos de la relevancia que tiene uno de los retos más importantes que tenemos planteados en el ámbito de la Salud Pública y que afecta, nada más y nada menos, a uno de cada dos pacientes. En palabras de la OMS, mejorar la adherencia terapéutica quizás sea la mejor inversión para abordar efectivamente los procesos crónicos. Una inversión que, más allá de los recursos humanos o económicos, requiere de un cambio de actitud a nivel personal y corporativo que no admite más demora: más allá del posicionamiento terapéutico, la sempiterna discusión sobre la eficacia y la eficiencia, hay vida: la de nuestros pacientes, cuya atención no termina con una prescripción sino que, muy al contrario, comienza con ella…

La insoportable levedad de la información sanitaria en Internet

3922708883_ece27feabdCreemos que fue a Miguel Ángel Máñez a quien le vimos por primera vez la ilustración de esta entrada. En ella se recoge una frase atribuida a Mitch Kapor, gurú cuyo nombre es posible que no te diga nada, pero cuya obra (Lotus 1-2-3, Mozilla…) es fundamental en el desarrollo del software de las últimas décadas y en la que, literalmente, afirma que obtener información de Internet es como querer beber de una boca de incendios (o de riego, o un hidrante). Con esta impactante imagen se hacía referencia a la vertiente cuantitativa del problema que supone tener acceso a un caudal de información ilimitado, imposible de gestionar por cualquiera de nosotros. Problema, por otra parte, inexistente antes de que la Sociedad Industrial en la que nacimos desembocara en la Sociedad de la Información que, probablemente, nos verá morir.

A dicha vertiente nos hemos ido acostumbrando paulatinamente: consciente o inconscientemente, somos conscientes del triple no (no podemos estar al día de todos los aspectos, de todos los temas, todo el tiempo) y esta consciencia nos aleja del delirio infoxicador de la Red. Pero a la vertiente cualitativa, no logramos hacernos. (más…)

(BJCP) Vía intravenosa vs oral en la administración de fármacos: IBP en úlceras sangrantes

juarez_boundinblood23A los metodólogos que nos leen les vamos a recomendar una de nuestras fuentes de cabecera para estos menesteres por su calidad, claridad, vocación pedagógica y por estar en español lo cual en determinados casos es un alivio. A nosotros entradas como ésta, sobre el propensity score ésta otra sobre los datos censurados (habrá que darle una vuelta a la traducción)  nos ha sacado del espasmo teórico y han sido realmente útiles para avanzar en la comprensión y evaluación de los estudios.

A los que no se vean atraídos por estos vericuetos de la Ciencia, le vamos a recomendar una fuente de la que ya hemos hablado en alguna ocasión: Tools for Practice, elaborada por el Alberta College of Family Physicians y que, con periodicidad quincenal, publica una chuleta en la que resume la evidencia sobre un aspecto concreto de la práctica clínica, dando respuesta a una determinada cuestión. En el último número los autores se preguntan si los análogos del GLP-1 mejoran las variables de resultado orientadas al paciente con DM2 y dan una respuesta concreta y cabal en la que no se obvian ni los datos de eficacia ni los de seguridad disponibles hasta la fecha, que explican su posicionamiento actual en la 3ª línea de tratamiento.

No obstante lo anterior, el post de hoy está dedicado a una vieja polémica sobre la ruta de administración idónea de los inhibidores de la bomba de protones (IBP) en úlceras pépticas sangrantes. ¿Oral o intravenosa? En el British Journal of Clinical Pharmacology se ha publicado un estudio cuyo objetivo ha sido comparar la eficacia de ambas vías de administración para desafiar lo que recomiendan las mismísimas guías de práctica clínica. Y el vencedor en este sin igual duelo, es… (más…)

Apuntes sobre la seguridad de las sulfonilureas

big-data-light-bulb-1024x819Hace unos días Raúl Calvo nos hizo llegar a través de los DM de Twitter (una joya de la comunicación equiparable al WhatsApp) otro artículo que versa sobre la seguridad cardiovascular y la mortalidad comparada de sulfonilureas y otros antihiperglucemiantes en pacientes con DM2. El soplo de Raúl nos ha animado a confeccionar esta chuleta de copia y pega con los estudios más relevantes que hemos identificado en los últimos años sobre esta cuestión. Los hemos ordenado cronológiamente, añadido una brevísima reseña y, a la luz de lo leído, hemos sacado nuestras propias conclusiones… (más…)