La atención primaria en los tiempos del hospitalocentrismo: nOSInprimaria

ants-v-elephantsHacía tiempo que no escribíamos la palabra hospitalocentrismo en este blog. Con dicho término, nos referimos a la tendencia observada en los últimos años de organizar la gestión de los recursos sanitarios en torno a la atención hospitalaria, versus la primaria. Los que -de momento- trabajamos en atención primaria -pero provenimos de la hospitalaria- no podemos ver con buenos ojos que dicha tendencia se transforme en una fagocitosis en toda regla -sufrida, entre otros, por los farmacéuticos de atención primaria- en la que los profesionales quedan con la sensación de que hay un nivel asistencial superior -superior en todo- y un nivel asistencial inferior -así mismo, inferior en todo-.

Que la atención primaria se ha ido desdibujando con los años, es una realidad. También lo es que la culpa no es sólo de gestores y políticos. No son pocos los profesionales del primer nivel asistencial que han perdido la perspectiva y deambulan por unos centros de salud émulos de los servicios de medicina interna hospitalarios. Somos la primaria -solemos repetir a los médicos y enfermeros de nuestro entorno- no el brazo tonto de la hospitalaria. Sirva esta andanada -este desahogo– para despertar las conciencias adormecidas de aquéllos cuya vida profesional tiene como ejes fundamentales la prevención de la enfermedad -la gran perjudicada- y el acompañamiento de los enfermos crónicos en su trayectoria vital.

En nuestra humilde y débil defensa de la atención primaria no estamos, por supuesto, solos. En el blog Osatzen hemos leído hoy una interesante declaración del movimiento nOSInprimaria que hoy, con todo el descaro del mundo -y sin que sirva de precedente- hemos copiado y pegado. Pasa, léela y únete a la reflexión. Si eres profesional de la atención primaria, te interesa. Si no lo eres, te interesa aún más. Y si eres un ciudadano que pasaba por aquí, eres posiblemente el principal destinatario de su contenido. El blog, queda abierto a tus comentarios, diatribas, quejas o sugerencias. Faltaría más…

  1. Atención Primaria no significa atención “simple” o “elemental”. No implica calidad deficiente, profesionales mediocres, conocimiento limitado o recursos caducos. No conlleva servicios inútiles o de poco valor. Tampoco equivale a medicina de alto riesgo o de bajo prestigio.
  1. Atención Primaria significa atención “esencial”. Constituye la función central, la piedra angular del Sistema de Salud. En la actualidad existe suficiente evidencia para poder afirmar que los sistemas sanitarios que cuentan con un sólido primer nivel de atención obtienen mejores resultados en salud, mayor equidad, menor gasto y mayor satisfacción. El desarrollo de un sistema sanitario con una visión integrada, debe contemplar el fortalecimiento de la Atención Primaria.
  1. La Atención Primaria no agota su función como “portero” del Sistema Sanitario. Su misión no consiste en obstaculizar el itinerario hacia el segundo nivel de los pacientes que carezcan del “mérito” de padecer una enfermedad suficientemente compleja o grave. Tampoco es una simple recolectora de pacientes, para clasificarlos en el lote más adecuado para su posterior procesamiento especializado.
  1. La Atención Primaria es una estrategia que permite robustecer la eficacia y la eficiencia global del Sistema. La contribución del primer nivel a la “fortaleza” del sistema no depende exclusivamente de su existencia como mero filtro. Mediante atributos que le son propios (como la accesibilidad física, económica y cultural; la longitudinalidad a lo largo de la biografía de los pacientes; un amplio catálogo de servicios con consideración de la calidad y seguridad; la coordinación y cooperación con otros dispositivos asistenciales y socio-comunitarios), ofrece una respuesta apropiada a las expectativas y necesidades de las personas, consiguiendo una resolución eficaz de la mayoría de sus problemas de salud. Pero además, interviene de forma determinante en la mejora de la eficiencia global puesto que, al optimizar la prevalencia de las patologías seleccionadas, mejora el valor predictivo de las intervenciones del nivel hospitalario.
  1. La Atención Primaria no es la división corporativa encargada de concentrar la ineficiencia del sistema. No es un recadero o servicio auxiliar que pueda ser manipulado y cargado con burocracia y tareas espurias desde cualquier otro nivel organizativo. Tampoco es el lugar donde sondear modelos organizativos o de gestión con escaso respaldo de la evidencia.
  1. La Atención Primaria ha sido el servicio más leal y colaborador de la sanidad pública. La que mejor ha respondido a las necesidades organizativas y de mejora asistencial que se han impulsado corporativamente, desde el uso voluntarioso de herramientas informáticas de precaria funcionalidad, hasta el generoso seguimiento de la política farmacéutica, incrementando de forma destacada el uso de medicamentos genéricos. Además, la confianza y satisfacción que, encuesta tras encuesta, demuestran los ciudadanos vascos en el Sistema de Salud, se encuentra en gran medida fundada en la opinión que tienen sobre los servicios de Atención Primaria, que ofrece el primer contacto, la atención más cercana y personalizada de la Sanidad Pública, y que, por otra parte, proporciona la contención clínica y emocional de los pacientes frustrados y estresados por las listas de espera para pruebas diagnósticas, consultas especializadas e intervenciones quirúrgicas.
  1. La Atención Primaria no suele ofrecer noticias impactantes ni grandes titulares. No brinda minutos de gloria en los telediarios, o ruedas de prensa triunfales de consagrados médicos hospitalarios, acompañados de gestores y políticos con mayor o menor pertinencia. La Atención Primaria “no salva vidas”, en el sentido peyorativo del término. Nunca ha sido una prioridad para las administraciones sanitarias.
  1. Sin embargo, la Atención Primaria proporciona la mayoría de los cuidados clínicos asistenciales, así como de promoción y prevención, que permiten mejorar y prolongar la vida de los ciudadanos, y constituye uno de los pilares de la Salud Pública. Y en el caso de las personas de mayor edad atendidas en el Centro de Salud o en su propio domicilio, los enfermos pluripatológicos, muchos de ellos con patología mental, con trastornos cognitivos, minusvalías, fragilidad, dependencia y problemas de autonomía personal, la Atención Primaria concilia los procedimientos médicos con las circunstancias particulares y los intereses de los pacientes, abogando por una consideración integral de su salud, neutralizando en lo posible el intervencionismo extremo y la medicalización  y ayudándoles a “navegar” por un sistema asistencial con frecuencia opaco e inseguro.
  1. El movimiento nOSInprimaria, que impulsamos conjuntamente las organizaciones Osatzen y Osalde, observa críticamente el desarrollo de las Organizaciones Sanitarias Integradas, alertando sobre el riesgo de que Atención Primaria termine significando Atención “invisible”, difuminada bajo la tutela y el dominio de las especialidades hospitalarias, reforzadas por su magnitud económica y su yacimiento tecnológico.
  1. En el nuevo contexto de la Estrategia de Cronicidad, la Atención Primaria es, sin duda, el nivel de atención que está en mejores condiciones de comprender y acometer la atención de la comorbilidad y las enfermedades crónicas, los cuidados ambulatorios en entornos heterogéneos, el trabajo en equipos multidisciplinarios con responsabilidades compartidas, la promoción de la salud, el trabajo en la familia y la comunidad, y la coordinación intersectorial. El éxito de las Organizaciones Sanitarias Integradas dependerá en gran parte de la medida en que sean capaces de entender y potenciar el papel de la Atención Primaria.
  1. El movimiento nOSInprimaria persigue evitar que la Atención Primaria de las OSIs termine enmarañada en un entramado de estructuras centradas exclusivamente en enfermedades, reales o inventadas, y que la cultura de la medicalización, el sobrediagnóstico y el intervencionismo ineficiente y peligroso penetre en los Centros de Salud.
  1. El movimiento nOSInprimaria pretende resaltar entre los profesionales, también entre los hospitalarios, así como entre los gestores y los políticos, los valores y la importancia de la Atención Primaria, e inspirar el orgullo y la dignidad que supone trabajar en ella, sea o no dentro de una Organización Sanitaria Integrada.
  2. Anuncios

20 comments

  1. Cómo ciudadana y como profesional de atención sociosanitaria a domicilio.Pienso :
    Que La atención primaria es fundamental y principal, sin estos profesionales en general muy bien cualificados y donde la vocación es esencial no hay calidad de vida para numerosas personas enfermos crónicos así como para la población en general. Los profesionales de atención primaria de mi entorno no forman parte de las personas de mi confianza y en quien puedo consultar de un modo próximo mis preocupaciones en todo lo referente a salud, tratamientos y cuidados.

    Me gusta

  2. En el RD de troncalidad los farmacéuticos de atención primaria desaparecemos siendo fagocitados por los farmacéuticos de hospital que asumen la primaria. En este caso no hay troncalidad que valga, unicamente desaparecemos. Esto ha ocurrido con el beneplacito de la junta directiva de la SEFAP. Su presidenta, Arantxa Catalá, transmitio a los socios el logro del RD como un hito historico, es cierto, es un hito histórico jamás visto que una sociedad de profesionales entregue sus competencias a otro colectivo.
    Los que amamos la AP, los que creemos en ella y en sus profesionales y pensamos que la ATENCION PRIMARIA debe ser el director de orquesta de la sanidad por el bien del paciente, no compartimos este “hito”. La AP se queda sin farmacéuticos propios, que aunque pocos, vivimos y sentimos la AP como propia, trabajando con la visión global que nos caracteriza e implementando medidas generales que producen beneficios en salud individuales.
    Quienes han tomado esta decisión se han equivocado, han actuado en contra de la AP en aras del poder de unos pocos.
    ¡¡¡ nOSInprimaria!!!

    Me gusta

    1. Se puede decir mas alto pero no mas claro. En la Sefap si no eres un genuflexo pagafantas eres persona non grata. Y si encima trabajas en un Centro de Salud y no tienes el Fir no perteneces a la casta de los flojos que con tal de ser reconocidos “mas” que el resto de colegas son capaces de sudar sulky® . Las sociedades son todas igual de clasistas, pero además esta está defenestrada hace tiempo. A los socios no se les consulta ni se les pide que voten nada. Doy fe.

      Me gusta

  3. Me alegra coincidir contigo en esta reflexión Carlos; nuestra perspectiva como farmacéuticos de atención primaria integrados desde hace varios años en un Área de Gestión Sanitaria es la de una batalla diaria para mantener la identidad y el valor de la atención primaria.

    Me gusta

  4. Reblogueó esto en Farmacia de atención primariay comentado:
    En esta ocasión, difundimos una entrada que ha publicado nuestro compañero Carlos Fernández Oropesa en su blog, Sala de Lectura. Este comité editorial comparte lo expuesto en el comunicado de Osalde y Osatzen y considera que la situación que han descrito para la atención primaria de salud es generalizable a todo el Estado español. Os dejamos con la entrada:

    Me gusta

  5. Hay mucho que decir y pocos oídos que escuchan lo que hay que decir, la atención primaria se ha debilitado, en lo que a la percepción del sistema y del ciudadano se refiere, por la perdida de competencias lo que crean tensiones entre la AP y los especialistas. Creo que principalmente a la falta de comunicación entre todos los campos. El medico especialista prescribe un medicamento pero no hace la receta, la carpintería la tiene que hacer el medico de atención primaria que luego con poca información y mucha presión se ve obligado, ya sea porque la administración “ordena” unos lineamientos de prescripcion que tienen que ser acatados por AP pero no por los especialistas lo que crea un conflicto. Igual pasa con los farmaceuticos comunitarios que no atienden a pacientes con enfermedades complejas tratadas directamente en Hospitales por lo que su funcion para estos pacientes queda relegada a un tercer plano.

    Me gusta

  6. Pues en el próximo congreso de la SEFAP http://www.sefapextremadura2014.org/ podéis escuchar de primera mano la explicación institucional del fenómeno OSI del País Vasco en la mesa del miércoles en la intervención “ORGANIZACIONES SANITARIAS INTEGRADAS ¿TENDENCIA O NECESIDAD PARA LA GESTIÓN CLINICA?”
    Puede ser un buen momento para contestar o rebatir las preocupaciones que expresa el comunicado de Osatzen y Osalde

    Me gusta

  7. Tambien será un buen momento cuando hable el Sr. Castrodeza. Mañana, día 3, habla en la SEFH sobre el RD de troncalidad. Será interesante comprobar si difieren dependiendo del foro al que van dirigidas.
    Mi única preocupación es la AP, no un colectivo u otro, o los dos.

    Me gusta

  8. Leo ahora esta entrada, Carlos, gracias a tu autoenlace. Me cuesta trabajo entenderla. de verdad crees que la medicina de atención primaria compite con la hospitalaria? Qué será de ti cuando -que dios no lo quiera- a pesar de la prevención primaria, de la detección precoz, de todos los esfuerzos de una óptima medicina de atención primaria, fueses víctima del “maligno”? Del infarto de miocardio, del ictus, del cáncer… Prefieres morir o discapacitarte dulce y mansamente? Cuando, a pesar de la mejor prevención -por hablar de lo mío, la mejor prevención del ictus apenas reduciría los ictus a la mitad -que ya sería mucho, que sería excelente-, en función de los riesgos atribuibles a cada factor de riesgo controlable-, el desastre ocurre, no debe haber nadie al otro lado de la línea?. Que manía de enfrentar lo que debiera ser complementario. Que ganas de asumir la división interna que la administración utiliza como estrategia, Qué ganas, Carlos? De verdad crees que toda la atención hospitalaria, hospitalocéntrica, no es sino víctima de la corrupción que la industria ejerce? Dios te libre…

    Me gusta

    1. Hola Pepe:

      Confieso que yo también estoy hecho de carne mortal. Lo tengo asumido. Pero el post no habla de divisiones, ni de corrupción “industrial” o no, ineficiencia, ni nada parecido. Si me permites, trata de releerlo con los ojos de un médico o enfermero de familia. Trata de acercarte a los cientos de problemas que tenemos planteados en atención primaria, no por culpa de los hospitales ni de quienes trabajáis en ellos, sino por culpa de una administración miope, que ha desguazado una atención sanitaria básica, preventiva y salubrista, hasta dejarla en la estructura. A veces, ni eso. O trata de leerla como un simple farmacéutico de atención primaria, de los que (no es mi caso, afortunadamente) han sido tragados por un servicio hospitalario en el ámbito de unas áreas de salud, que no entienden sus funciones ni su esencia.

      Agradezco tu intervención y tu acercamiento, Pepe. Pero la atención primaria en España está herida de muerte y eso va en detrimento de todos. También de la atención hospitalaria. Otra atención primaria es posible, pero hay que apostar por ella a todos los niveles. Y los que trabajamos en ella, deberíamos dar ejemplo. De eso trata este post…

      Un saludo.

      CARLOS

      Me gusta

      1. Carlos, lo he leído con los ojos de un médico, de un médico que nunca ha tenido ningún interés fuera de una sanidad pública universal y no gratuíta, sino financiada con dineros de todos. Ni primaria, ni hospitalaria, ni po… en vinagre, como dicen por aquí los granaínos. La sanidad pública en España, y en Andalucía, primaria y hospitalaria, está herida de muerte, y lo peor es que no sabemos si es por dejadez, o con un programa preconcebido. Así que solo quería advertirte contra los sesgos, tan frecuentes en tu discurso, siempre latiendo por debajo de tus buenas intenciones. En otros ámbitos se llaman prejuicios. Buenas tardes.

        Pepe Maestre. Neurólogo,

        Me gusta

  9. En el Servicio Público de Salud donde se produce el documento que copias y pegas, nOSInprimaria, las cosas son muy distintas a Andalucía. Allí, por ejemplo, hay neurólogos en todos los hospitales comarcales, -hablo de lo que conozco-, y el Hospital de Cruces, en Barakaldo, Bilbao, dobla en plantilla de neurólogos al Virgen de las Nieves para una población de referencia similar. No sé como está allí la Medicina de Atención Primaria; aquí sé que está mal, como la “hospitalocéntrica”… Hay algo que esté bien aquí? Qué fácil es hacer demagogia, seguir la demagogia con la que nos enfrentan y nos desarticulan… Primaria versus Hospitalocentrismo, eficiencia versus despilfarro y corrupción, y así.

    Me gusta

  10. Hola, Pepe:

    Sesgos, demagogia, prejuicios… un discurso poco constructivo para un post que no va contra nadie, sino a favor de la atención primaria y del que ni siquiera soy el autor, pues como advierto en el texto, es un corta y pega del original de Osatzen y con el que, sin ánimo de salirme por la tangente, me identifico plenamente.

    Hay mucho que hacer para devolver a la sanidad pública el brillo de antaño. Pero, como dicen los autores del manifiesto, no sin primaria…

    CARLOS

    Me gusta

    1. Lamento que sea mi discurso lo que te parece poco constructivo, y no lo que trato de criticar, que es lo que a mí me parece verdaderamente destructivo. Desde luego, no sin Primaria, pero no solo con Primaria. Es todo lo que trato de decir. Saludos.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s