La vida sigue igual… pero no tanto

Twitter se ha convertido en poco más de dos años en uno de los pilares básicos de nuestro quehacer profesional. En la red de microblogging, colgamos los titulares de las noticias que más llaman nuestra atención, recibimos consultas, preguntamos nuestras dudas e intercambiamos impresiones sobre temas de actualidad con los compañeros y los amigos. Uno de los trending topics de los últimos días ha tenido como protagonista al blog de la Unidad Docente de Medicina de Familia y Comunitaria de Sevilla que tituló con un prudente ¿5%? No, gracias lo que tiene toda la pinta de ser un intento más de retorcer la voluntad de los prescriptores a cambio de regalos, prebendas o,

simplemente, dinero. Recomendamos pasaros por el blog, leer la entrada y, sobre todo, la retahíla de comentarios que ha suscitado. Ahí podréis comprobar que, simplificando, hay dos posturas ante los acontecimientos relatados: la de los que defienden unos valores y los ponen en práctica y los demás. O como dirían nuestros abuelos: los que tienen vergüenza y los que no la conocen.

Hablando de vergüenza y siguiendo con nuestra actividad tuitera, alguien nos envió un directo que enlaza con el siguiente titular: Los psiquiatras cargan contra los genéricos. Después de varios años trabajando con un grupo de estos profesionales y con una guía de práctica clínica de depresión sobre la mesa, que presentaremos más adelante con todos los honores, nos desayunamos con opiniones acerca de los medicamentos genéricos que mezclan el jamón de jabugo con los tornillos chinos. No conocemos a José Giner personalmente y no vamos a hacer sangre, porque una mala tarde la tiene cualquiera. Además, puede suceder que el periodista de turno corte tus declaraciones por aquí, las pegue por allá y, al final, uno lea un titular que le deje horrorizado. Pero una vez otorgado el beneficio de la duda, debería aclararnos -si se reafirma en sus opiniones- qué medicamentos hay comercializados en España que no tienen estudios de efectividad o cuáles son los genéricos malos. Prometemos acompañarle al juzgado a presentar la correspondiente demanda contra los promotores de este presunto fraude. Pero demostrar esto lo va a tener difícil. Afortunadamente, imposible.

Al leer noticias de este tipo, nos hemos acordado de Julio Iglesias y su La vida sigue igual. Pero ¿de verdad sigue igual? Si reflexionamos un poco, ahora tenemos una red social -en realidad, muchas- en la que se pueden denunciar prácticas irregulares o cuestionar unas declaraciones que, por su carácter coloquial, parecen más propias de una conversación de barra de bar, que de un congreso nacional de una especialidad tan importante.

A pesar de todo lo anterior, queremos terminar de forma productiva. Y además, positiva. Así que nos disponemos a elegir los colores más cálidos de nuestra paleta y os damos tres brochazos de actualidad, que pueden ser muy útiles:

– Mañana es el Día europeo para el uso prudente de los antibióticos, que promueve el European Centre for Disease Control and Prevention institución que ha puesto una gran cantidad de material, a nuestra disposición, en esta web. Concidiendo con este acontecimiento, la Food and Drug Administration ha publicado -al otro lado del charco- un interesantísimo vídeo titulado Combating Antibiotic Resistance dirigido a los pacientes.

– El UK Medicines Information ha publicado, dentro del apartado Medicines Q&As un informe titulado Which injections can be given enterally? en el que se dan unas acertadas recomendaciones sobre la administración de determinados inyectables por vía oral o enteral. ¿Y qué hay del Nolotil? nos preguntan en Twitter. Del Nolotil, hablaremos otro día, porque merece un punto y aparte.

– Y terminados con un importante documento publicado por el Healthcare Quality Improvement Partnership titulado Guide to Using Quality Improvement Tools to Drive Clinical Audits. Oro molido para todos aquellos que os dedicáis a mejorar la calidad asistencial ayudados de las auditorías clínicas.

Definitivamente, Julio, la vida no sigue igual. Ahora, gracias a las redes sociales, accedemos en tiempo real a los contenidos de la FDA, podemos disfrutar de los productos que rezuma la inagotable factoría del NHS o poner en solfa determinadas prácticas, de determinado sector industrial. Decía Napoleón que para ganar una guerra hacen falta 3 cosas: dinero, dinero y dinero. En la batalla diaria para promocionar el uso adecuado de los medicamentos y mejorar, por ende, la calidad asistencial, la pasta is welcome. Pero más aún el compromiso y la motivación de profesionales como tú, capaces de llegar leyendo hasta aquí, en una inagotable búsqueda de información para innovar la práctica diaria. Esperamos haberte sido de utilidad…

4 comments

  1. Genial esta entrada Carlos.
    Al leer entradas como esta, una piensa que no está sóla, que hay cientos ( y más…) de compañeros/as repartidos por todo el territorio con las mismas inquietudes en cuanto a nuestra profesión, con la mismo interés por el uso adecuado de la medicacion, con las mismas ganas de transmitir, compartir y enseñar, con el mismo espíritu crítico e independiente. Todo ello gracias a las redes sociales, blogs y webs sanitarias, etc, etc. Sin duda alguna “la vida, afortunadamente, no sigue igual”
    Un abrazo

    Me gusta

    1. Hola Mª José:
      Por supuesto que no estás (estamos) sola. En los últimos 20 años se ha avanzado bastante, produciéndose un cambio cultural con determinadas prácticas, que las redes sociales están potenciando. Ya ves que los más jóvenes, vienen pisando fuerte. Afortunadamente…
      Un abrazo.
      CARLOS

      Me gusta

  2. Con el debido respeto, a María José no la conozco y no quiero meter la pata. Carlos, yo a tí te incluiría en el grupo de los jóvenes, e incluso en el de los más jóvenes.
    Aprovecho y te agradezco la reseña que haces a nuestro post. Ayer tuvimos sesión de las TICs en el centro de salud y con tu comentario cerramos la sesión.
    Un abrazo.

    Me gusta

    1. Hola, Andrés:
      Los de mi quinta -que así se decía antes- somos una “generación sandwich” entre las viejas glorias y las jóvenes promesas que, como vosotros, habéis dado un ejemplo de valentía y coherencia por el que, al menos yo, os estoy muy agradecido.
      Un abrazo.
      CARLOS

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s