10 pinceladas sobre Google Reader

Echando cuentas, hemos comprobado que el 94% de los chorrocientos sufridos suscriptores de este blog, utilizan el correo electrónico para recibir las entradas que, lentamente, van construyendo la historia de Sala de lectura. En la titulada Tempus fugit, hicimos una relación de utensilios de todo tipo que hemos visto desaparecer, o que lo harán en los próximos años. Se nos olvidó citar el correo electrónico. Alguno se encogerá de hombros o arqueará las cejas al leer este pronóstico. Pero para muestra, un botón: uno de los programas de mensajería más utilizados, Gmail, está estructurado en conversaciones, no en mensajes aislados. Eso sin contar con el fenómeno WhatsApp (léase guasap) o el incensante gorjeo de Twitter. Por todo lo anterior, sentenciamos al correo a una muerte lenta pero inexorable, por lo menos tal y como lo conocimos en su día, aunque vista la numantina resistencia del fax, mucho nos tememos que nos quedan muchos mails que leer…

Uno de los principales inconvenientes del correo electrónico es el spam, en el que podemos incluir los innumerables avisos de que tal o cual publicación ha actualizado sus contenidos. O que se ha producido cualquier evento en alguna de las redes sociales en las que participamos. Dicho de otra manera, somos los principales promotores del montón de correo electrónico no deseado que llega diariamente a nuestros e-buzones.

Las fuentes de contenidos (feeds) han modificado nuestra forma de navegar en un aspecto fundamental: ahora, en vez de ir nosotros a los contenidos, los contenidos vienen a nosotros. Y más concretamente, al lector de feeds o agregador, que utilicemos. De estos hay muchos tipos. Uno de los más populares es Google Reader, del que os queremos contar, en 10 groseros brochazos, algunas cosas  con el ánimo de motivaros a dejar de utilizar los correos electrónicos y los favoritos como motor de búsqueda de información y a navegar de una forma más eficiente…

1.- Google Reader es un agregador de feeds o fuentes, compatible con los dos estándares más populares RSS y Atom. Es gratuito y para acceder a utilizarlo solo necesitamos  abrir una cuenta en Google (ver tutorial de cómo hacerlo).

2.- GReader funciona en red, lo que significa que permite leer las noticias de los canales informativos a los que nos suscribamos desde cualquier dispositivo con acceso a Internet con solo utilizar las claves de nuestra cuenta en Google, en cualquier momento y desde cualquier lugar.

3.- Las fuentes a las que nos suscribimos se pueden organizar en carpetas, por temas, a nuestro libre albedrío. Así, podremos tener una carpeta denominada Titulares de prensa, otra titulada Blogs de Enfermería y una tercera llamada Viajes, que agrupen bajo un mismo epígrafe todas las fuentes informativas de nuestro interés relacionadas con dichos temas.

4.- Las fuentes se sincronizan de forma automática y continua, por lo que las noticias irán goteando de forma incensante en nuestra pantalla. Éstas podemos señalarlas como “elementos destacados” por ejemplo, para su posterior lectura, ordenarlas, etiquetarlas (para facilitar búsquedas) enviarlas por correo a nuestros contactos o mejor aún, compartirlas en nuestra/s red/es social/es favorita/s (Google + por defecto y otras, como Facebook o Twitter). (Ver vídeotutoriales aquí).

5.- Como se desprende del punto anterior, Google Reader permite hacer búsquedas que, de forma sencilla, permiten recuperar la información atesorada con el paso del tiempo.

6.- Así mismo, el programa permite importar nuestra colección de fuentes, si utilizábamos otro lector de feeds o exportarlas, si decidimos migrar a otra aplicación o, simplemente, compartirlas.

7.- Google Reader no se instala en nuestro ordenador. Es por tanto un vivo exponente de lo que denominamos cloud computing. Todo está en la nube. Algunos ven esto con recelo por motivos de seguridad. Pero para inseguro, el pobre disco duro de tu ordenador. Recuerda: si sufres una datástofre, es tu problema. Si los servidores de Google se caen, algo poco probable, el problema es de otro calado y tendrás más posibilidades de recuperar tu información.

8.- Google Reader permite una navegación eficiente, al evitar hacer click de forma reiterada en fuentes informativas que publican de forma irregular o esporádica.

9.- Los lectores  de feeds permiten suscribirnos al contenido completo de una publicación, a sus secciones, o a determinados enlaces especiales, como artículos más leídos, más comentados, publicados en Internet antes que en papel, etc. Como ejemplo de lo que decimos, échale un vistazo a esto.

10.- Los lectores de feeds, en cualquiera de sus formatos, permiten enlazar -además de texto- audio o vídeo. Esto posibilitará elegir entre leer u oír nuestras noticias favoritas o cualquier contenido de nuestro interés. Prácticamente, toda la red está enlazada por feeds, como el que tienes en la parte superior derecha de este blog. Úsalos.

Terminamos este corto paseo por Google Reader. Por supuesto, que no es el único lector de fuentes. Ni siquiera nuestro preferido, ya que el iPad nos ha permitido comprobar cómo Flipboard le ha dado una nueva y maravillosa vuelta de tuerca a la forma de surcar la Red. Échale un vistazo a algunas de las muchas posibilidades que hay. Prueba. La inmensa mayoría son gratuitas. Y muy intuitivas y fáciles de manejar. Quédate con la que más te guste. En menos tiempo conseguirás más información que, además, podrás compartir con tus amigos y compañeros. Hay otras  formas de hacer las cosas, algunas muy interesantes para un trabajador del conocimiento como tú. Explora el mundo de los agregadores de feeds -como GReader- y elige  la tuya…

9 comments

    1. El Reader tiene el “inconveniente” de que es campo abonado para los que tenemos tendencia al Diógenes informativo. Luego uno descubre que no pasa nada por borrar una fuente. Ni dos… y con un poco de rodaje, las vamos ultrafiltrando hasta conseguir algo útil y que no sea una carga. La prueba del 9 es el número de veces que le damos al botoncito de Marcar todos como leídos. Pero bueno, la idea era dar unas nociones generales y animar a los que aún dudan si migrar a los RSS.
      Gracias por tu comentario, Taite.

      Me gusta

    1. Gracias por el comentario. Twitter tiene spam. Cierto. Pero, de momento, es fácil de eliminar. En el correo electrónico, a veces, es imposible. Y en cuanto a los cancamuseros, más de lo mismo: los voy eliminando de mi TL y chico… qué silencio.. ;)
      Un saludo.
      CARLOS

      Me gusta

  1. Hola Carlos:

    Excelente repaso por Google Reader. Las denominas “pinceladas”, pero para más de uno que son una perfecta descripción de este agregador de RSS y atom. ¡Hay tantas herramientas que descubrir y probar en la web social! ¡Y tantas tienen tantas posibilidades y aplicaciones en el mundo de la salud!

    Gracias por el recorrido y un saludo.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s