Cloud computing

10 trucos para tu iPad

Como habréis oído repetir ad nauseam en las últimas semanas, Apple ha presentado recientemente la tercera generación de su famosa tableta que todos -menos ellos- llamamos ipad 3. Cosas de la mercadotecnia aparte, las tabletas se han convertido, junto con los teléfonos móviles, en la punta de lanza de la pujante era post pc. Nuestro iPad ha cumplido ya un año, por lo que técnicamente está fuera de la cicatera garantía que ofrece la marca y que tantos disgustos le está dando. Durante este tiempo le hemos dado un uso eminentemente no profesional -aunque eso está cambiando- en el que se ha convertido en, además de un lector de ebooks de lujo, nuestro despertador, radio, reproductor de vídeo y música, cliente de correo, consola de juegos y un largo etcétera que incluye, como no, el acceso a las redes sociales. En este post, hemos recopilado algunos trucos aprendidos durante su utilización o que hemos cogido prestados de terceros. Unos son muy conocidos y otros, quizás no tanto. Pasa y échales un vistazo. Todos los días se aprende algo nuevo, aunque no necesariamente tiene por qué ser en este post. Son éstos… (más…)

10 pinceladas sobre Google Reader

Echando cuentas, hemos comprobado que el 94% de los chorrocientos sufridos suscriptores de este blog, utilizan el correo electrónico para recibir las entradas que, lentamente, van construyendo la historia de Sala de lectura. En la titulada Tempus fugit, hicimos una relación de utensilios de todo tipo que hemos visto desaparecer, o que lo harán en los próximos años. Se nos olvidó citar el correo electrónico. Alguno se encogerá de hombros o arqueará las cejas al leer este pronóstico. Pero para muestra, un botón: uno de los programas de mensajería más utilizados, Gmail, está estructurado en conversaciones, no en mensajes aislados. Eso sin contar con el fenómeno WhatsApp (léase guasap) o el incensante gorjeo de Twitter. Por todo lo anterior, sentenciamos al correo a una muerte lenta pero inexorable, por lo menos tal y como lo conocimos en su día, aunque vista la numantina resistencia del fax, mucho nos tememos que nos quedan muchos mails que leer… (más…)