Liraglutida, en la línea de salida

Liraglutida (Victoza, Novo Nordisk) es el segundo análogo humano del péptido-1 similar al glucagón (GLP-1) disponible en España. Está indicado, según su ficha técnica, en el tratamiento de la DM2 en adultos combinado, en doble terapia, con metformina o una sulfonilurea, en pacientes con un control glucémico insuficiente a pesar de haber recibido la dosis máxima tolerada de estos fármacos en monoterapia o combinado con metformina y una sulfonilurea, o bien, en triple terapia, asociado metformina y una tiazolidindiona, en pacientes con un control glucémico insuficiente a pesar de la terapia doble. Según la web de la AEMPS, Victoza aún no está aún comercializada, aunque la presentación de 2 plumas precargadas tiene consginado un precio de 138,16 € lo que la sitúa como uno de los fármacos con un coste diario de tratamiento más elevado. Como ya es tradición en este tipo de entradas, hemos reunido en un solo post una serie de documentación que consideramos básica para hacernos una idea de cuál es actualmente el lugar en la terapéutica de este fármaco. Con esta amalgama, hemos sacado en claro lo siguiente…

Seguridad: debido a la falta de experiencia clínica, liraglutida no debe utilizarse en pacientes con insuficiencia hepática o en población pediátrica. No requiere ajuste de dosis en caso de insuficiencia renal en pacientes >65 años. En pacientes muy ancianos (≥75 años) la experiencia de uso es también limitada. Los efectos adversos son fundamentalmente gastrointestinales (náuseas, diarreas, vómitos) habiéndose observado en los estudios tasas de abandono del tratamiento asociados a los mismos entre un 35-56%, muy superiores a las de placebo (17-19%). Hay descritos casos de pancreatitis con este fármaco. Aunque la tasa registrada no parece ser superior a la habitual en pacientes con DM2, se debe informar de los síntomas habituales de lo que puede ser un efecto adverso potencialmente grave. También se han descrito efectos adversos a nivel tiroideo en roedores tratados con este antidiabético, cuyo impacto en humanos es actualmente desconocido. En una comparación con exenatida, se registraron menos efectos adversos con liraglutida (74,9% vs 78,9%) pero más graves (7,2% vs 4,7%). El 26% de los pacientes tratados con liraglutida sufrieron hipoglucemias leves, en comparación con el 34% de los tratados con exenatida.

Eficacia: la eficacia (y seguridad) de liraglutida en DM2 se ha establecido en el programa LEAD, serie de 6 ensayos clínicos aleatorizados (n=4.456) en los que se ha evaluado la respuesta de liraglutida (0,6-1,8 mg/día) en comparación con placebo, rosiglitazona glimepirida, insulina glargina o exenatida. En 5 de los 6 estudios liraglutida se utilizó en doble (con metformina, glimepirida u otra sulfonilurea) o triple terapia (con metformina + rosiglitazona, metformina + glimepirida o metformina + otra sulfonilurea). La duración de los estudios osciló entre 26-52 semanas y en ellos, la variable de resultado principal fue la variación de la HbA1c desde el inicio hasta el final del mismo.

Lugar en la terapéutica: una revisión, utilizando metodología GRADE establece una recomendación débil a favor de su uso cuando a) todas las posibles combinaciones de terapia dual y triple recomendadas por las guías de metformina y/o sulfonilureas con insulina o glitazonas causen intolerancia, b) estén todas contraindicadas; c) generen hipoglucemias o aumentos de peso (en obesos) tales que impliquen un importante riesgo añadido; o d) fracasen en el control glucémico a pesar de sus máximas dosis. Sobre este asunto es interesante así mismo leer el documento de evaluación del National Institute for Health and Clinical Excellence, del cual el National Prescribing Centre hizo un acertado resumen.

Comentario: liraglutida es la apuesta de Novo Nordisk frente a exenatida en una nueva e interesante posibilidad de tratamiento de la DM2. De lo leído, destacamos que tiene una mejor posología que su competidor (importante en fármacos de administración subcutánea) y es eficaz en la disminución de la HbA1c. Es decir, como hipoglucemiante, cumple. Lo que no sabemos es si lo hace como antidiabético, pues nada conocemos de su eficacia en variables de resultado clínicamente relevantes: para ello, recientemente se ha puesto en marcha el estudio LEADER cuyos resultados conoceremos nada menos que en 2.016. Mientras tanto, liraglutida queda confinada -a nuestro juicio- a la tercera línea de tratamiento, en pacientes muy seleccionados, por lo que es esperable un uso marginal de este fármaco. Recomendamos huir de los consensos de expertos financiados por el patrocinador y acercarse al análisis frío -pero objetivo- de los datos actualmente disponibles. Los documentos referenciados de la Oficina de Evaluación de Medicamentos del Servicio Extremeño de Salud y del NICE, nos dan la clave para hacer un uso juicioso de este fármaco y conocer qué pacientes podrían beneficiarse de su uso. Le damos la bienvenida a liraglutida al competido mercado de la diabetes, aunque, como hemos podido leer, su expediente científico peca de glucocentrismo y ha dejado -incomprensiblemente- en un segundo plano, el fin último del tratamiento de esta enfermedad. Para terminar, como no puede ser de otra forma, recordamos la tremenda importancia de comunicar cualquier reacción adversa que sospechemos se asocia a este nuevo fármaco.

Anuncios

22 comments

  1. He empezado hace tres semanas con la liraglutida compaginándola con metformina. De momento, lo único observable y constatable es que los niveles de glucosa son altísimos hasta el punto de asustarme y preocuparme en más de una ocasión. Cuando estaba con la insulina no solía sobrepasar 95 en los controles basales, mientras que con el tratamiento combinado antes indicado no bajo de 230. Sinceramente…¡me parece una barbaridad! La primera semana me pinché 0,6 mg/día y estas últimas semanas 1,2 mg/día.
    Sinceramente, creo que no hemos avanzado nada y no me extrañaría que nos cambiaran al tratamiento anterior.
    Si alguien desea preguntar algo, mi mail es jesaal@telefonica.net
    Saludos cordiales

    Me gusta

  2. He empezado el tratamiento con VICTOZA a 0,6 hace cinco días.
    De momento los niveles parecen bajar levemente.
    Lo que si he notado es un poco de ardor y reflujo gastrointestinal…
    Si puedo os iré contando como va la cosa, y seria muy interesante que alguno más se apuntase.

    Me gusta

  3. Jesus …No se debe cambiar la insulina “lenta” por liraglutida sin mas …primero se debe reducir la dosis de insulina alrededor del 30 % de la anterior y realizar controles para ir disminuyendo la dosis de insulina. Ojo solo esta indicado en Obesos con un IMC muy alto > 30-35 y donde hayan fracasado otras opciones terapéuticas combinadas.

    Me gusta

  4. A mi me recetó mi médico endocrinologo y su efecto fue excelente. En su momento el PAMI me reconoció el gasto, pero debo seguir esta terapia, y como era de esperar la obra social se negó a darmela.

    Me gusta

  5. Después de varios meses sigue sin funcionar el tratamiento combinado de liraglutida y metformina. Al menos no funciona para bajar la glucosa ni para bajar la hemoglobina glicosilada. Empecé con ese tratamiento allá por mediados de octubre, porque mi IMC era >32 – 35. Sí ha funcionado en adelgazamiento, pues he bajado 11 kg en cinco meses. Por cierto, con la insulina combinada engordé una barbaridad en siete meses (pinchazo de lenta por la noche y de rápida por la mañana).
    Confío en que el tratamiento de liraglutida y metformina empiece a dar mejores resultados en los próximos meses. He hecho muchas consultas a quienes están con el mismo tratamiento que yo y hay para todos los gustos.

    Me gusta

  6. Hola, empece hace dos dias con la liraglutida, combinada con insulina lenta. Antes venia en tratamiento con insulina lenta y rapida para eventuales correccciones, tambien metmorfina,. No soy obeso solo algun kilo de mas.
    Habra algun lector con casos similar para contar su experiencia? gracias.

    Me gusta

  7. Hola Sergio CZ: algunos hemos adelgazado mucho con liraglutida + metformina. Estoy en contacto con mucha gente y, si bien todos adelgazamos, el funcionamiento no es lo mismo en lo que se refiere a control de glucemia y hemoglobina glucosilada. Por cierto, el prospecto de comercialización de la liraglutida dice que es incompatible con la insulina y, sin embargo, hay diabéticos que llevan un tratamiento en paralelo.
    Te describo mi caso: bajé mucho peso, subí enormemente los niveles de glucosa (de 250 a más de 450), se mantienen los niveles de hemoglobina glicosilada (9/10). Sinceramente no lo veo muy claro. Posiblemente el laboratorio deba replantearse la liraglutida como tratamiento para diabéticos; los objetivos con los que salió al mercado no se han cumplido. También debe hablar la Comisión Nacional de Sanidad española. ¿Sabes lo mejor de todo? Ya hay nuevas medicaciones para la diabetes que dejan antigua a la liraglutida. ¿Pero sabes el problema? La carestía actual. A los Gobiernos no les preocupan los enfermos crónicos pero sí la carestía de cada medicamento que pueda llegar a las Farmacias.
    Es conveniente que no perdamos el contacto. Un saludo.
    Jesús

    Me gusta

  8. Gracias Jesus por tus aclaraciones, de momento, haciendo algunas interconsultas con otros diabetologos, me han recomendado no usar en mi caso esta droga y seguir con el tratamiento original de hipoglucemiantes e insulina garglina.
    Seguimos en contacto, un abrazo, Sergio

    Me gusta

  9. En mi caso soy DM2 insulino requirente. Voy a comenzar con Victoza. Debo continuar con insulina NPH,disminuir dosis o suspenderla ? Recibo con el desayuno 23 UI y 23 UI en la cena, de Insulina NPH.
    Gracias.

    Me gusta

  10. Estoy tomando sólo EUCREAS 500mg dos compromidos al día,uno por la mañana y otro por la noche.Mi doctora me recomienta VICTOZA como medicamento protector del funcionamiento del pancreas a largo plazo.Mis niveles de glucosa están dentro de los normales y tengo algo de miedo por que estos puedan alterarse si empiezo a tomar VICTOZA. No lo sé.

    Me gusta

  11. Hola Soy de argentina, tengo obesidad mórbida, mido 1,57 y pesaba 107kg, comencé con Victoza hace un mes llevo bajados 5kg, ya venía tomando Metformina y Januvia (esta última fue reemplazada por Victoza), obvio que hago una dieta, no hago ejercicio cosa que tengo que comenzar a realizar. Lo que he notado es algunos días tener diarreas, y mal estomacal, este tratamiento es una antesala a comenzar con insulina, cosa QUE ME ENCANTARIA EVITAR O RETARDAR! En las prox semanas me hare análisis de sangre, pero mis glucosas si bien no son normales oscilan entre 90 a 180 con una dieta de verduras y carnes.

    Me gusta

    1. Hola,a que medico estas yendo?
      mido 1,58 y peso 89 y mi medico me dijo q no conoce el remedio y lo descarto y me puse muy muy mal.
      Estoy hace rato con la metfo pero dejo de funcionar y creo q esto podria ser oara mi!

      Me gusta

  12. Quisiera saber si una persona con problemas de tiroides podría utilizar este producto, aunque no tenga diabetes, sólo como para bajar de peso y quemar grasa,

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s