(J Clin Oncol) Aspirina y cáncer de mama: un toque de atención

El otro día tuvimos ocasión de leer un estudio publicado en la sección Early release del  Journal of Clinical Oncology que, con el título Aspirin intake and survival after breast cancer tenía como objetivo investigar si el uso de ácido acetilsalicílico en mujeres con cáncer de mama disminuía el riesgo de muerte por este tumor. Nos pareció interesante, bueno, un estudio interesante más, de los muchos que se publican a diario. Sin embargo, la rápida publicación de otro artículo titulado Women warned aspirin reports may be misleading, publicado en esta ocasión por el australiano National Prescribing Service, nos hizo reflexionar sobre el verdadero alcance de este estudio. Veamos por qué…

Metodología: estudio observacional prospectivo basado en las respuestas  a los cuestionarios enviados por 4.164 enfermeras participantes en el Nurses’ Health Study. Las participantes, con una edad comprendida entre 30-55 años, fueron diagnosticadas de cáncer de mama en estadios I, II ó III entre 1.976 y 2.002 y seguidas hasta su fallecimiento o junio de 2.006 (lo que ocurriera antes). El seguimiento de la cohorte se completó en un 95% (expresado en personas/año). La variable de resultado principal fue fallecimiento por cáncer de mama o metástasis distales. Entre las covariables estudiadas, destacamos: actividad física, dieta, IMC o historial reproductivo. (Características de las pacientes en tabla 1)

Resultados: se registraron 341 fallecimientos por cáncer de mama, 732 por cualquier causa y 400 metástasis distales. El uso de AAS se asoció con una disminución del riesgo de fallecer por esta causa. El RR ajustado fue de 1,07 (IC95% 0,70-1,63), 0,29 (IC95% 0,16-0,52) y 0,36 (IC95% 0,24-0,54) para un consumo de AAS de 1, 2-5, y 6-7 días a la semana, respectivamente. La asociación no varió de forma apreciable con factores como el estadio del tumor, estado menopáusico, IMC o estatus en relación al receptor estrogénico. Los resultados para las metástasis distales fueron similares (Resultados completos en tablas 2 y 3).

Conclusión de los autores:en mujeres con una supervivencia de al menos 1 año, tras un diagnóstico de cáncer de mama, el consumo de AAS se asoció con una disminución del riesgo de fallecer por este tumor o sufrir una metástasis distal.

Financiación: National Institutes of Health.

Comentario: si hacemos la prueba de poner en Google las palabras aspirina y cáncer de mama, la búsqueda nos devolverá más de 45.000 entradas. Entre ellas, numerosas fuentes de información no dirigidas a profesionales sanitarios, sino al público en general, que hacen referencia a este estudio. Esto da una idea de la difusión que puede alcanzar cualquier información que se considere de interés. Y como rutilante estrella, los  temas sanitarios y no digamos, el cáncer de mama (el más frecuente en mujeres y el responsable de 16,7% de las muertes por cáncer en España) crean una gran expectación. Esto implica que hay que hacer un uso juicioso de la información y dar, en relación a los resultados de estudios como el que nos ocupa, unos mensajes claros, concisos y veraces, lejanos del titular fácil y sensacionalista.

Sin duda, estamos ante un estudio relevante: con un diseño prospectivo, un seguimiento multitudinario, un recorrido de casi seis lustros y financiación pública. En el otro platillo de la balanza, no debemos olvidar que es un estudio observacional y por tanto, demuestra asociación y no causalidad entre un hecho concreto (tomar AAS) y otro (fallecer de cáncer de mama o sufrir una recidiva). Además, como todo estudio observacional, está sujeto a numerosos sesgos difíciles de controlar (pese al esfuerzo que siempre hacen los investigadores) pues no hay aleatorización en la muestra y limitaciones (inherentes a cualquier estudio, como por ejemplo, que muchos de los datos registrados fueron proporcionados por las propias participantes). El verdadero interés para nosotros radica en que existe poca evidencia sobre el efecto de AAS y otros AINE sobre la sobreexpresión de la COX-2 ligada a la metástasis en cáncer de mama y éste es el primer estudio en el que el AAS consigue mejorar la supervivencia en este tipo de tumor. Por tanto, se abren nuevas hipótesis de trabajo (que habrán de ser confirmadas o refutadas en ensayos clínicos ad hoc) y quién sabe si el AAS tendrá algún día un lugar en la terapéutica oncológica tan importante como en la cardiovascular. Pero insistimos: todo esto es hoy por hoy una hipótesis.  Y en este orden de cosas, como afirma el National Prescribing Service en el artículo que referenciábamos al inicio, debemos advertir a todos los pacientes que el AAS tiene efectos adversos potencialmente peligrosos y que del estudio no se desprende, ni mucho menos, que las pacientes con cáncer de mama deban tomar aspirinas, cuantas más, mejor (medicamento barato, que se puede obtener sin receta) para mejorar su pronóstico. Si aún así duda, ya lo sabe: consulte a su médico o a su farmacéutico.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .