Transparencia

A vueltas con el uso adecuado de los medicamentos

Hoy quiero dar unas pinceladas de mi visión personal sobre las estrategias de uso adecuado del medicamento. Por eso abandonaré el plural mayestático habitual y escribiré en primera persona. ¿De qué estrategias? ¿de las que se llevan a cabo en el Reino Unido? ¿En Nueva Zelanda? ¿En Canadá? ¿Quizás en Cataluña, Galicia o Madrid? En general, hablaré de las deficiencias que presentan habitualmente estas estrategias, después de más de 25 años sufriéndolas y de las posibilidades que, no obstante hay, para llevar a cabo actividades desde una óptica constructiva, integradora, eficaz, ilusionante…

Si eres médico cabe la posibilidad de que hayas sido víctima de medidas coercitivas, punitivas, (puedes seguir añadiendo adjetivos) tendentes a neutralizar alguna desviación sobre tus compañeros, ya que es lugar común de iniciativas de este tipo lograr una regresión a la media de aquellos prescriptores que recetan más de esto o de lo otro que los demás.

Durante años el  farmacoterrorismo rampante ha hecho que muchos profesionales miren la farmacia y todo lo que huele a medicamento  con desdén, cuando no con una indisimulada hostilidad. Es lógico. Y en este pack vamos también los farmacéuticos de atención primaria (FAP) como brazo ejecutor -ora de forma entusiasta, ora a punta de bayoneta– de toda suerte de estrategias represivas. Si has llegado leyendo hasta aquí y eres un profesional joven (ahora mismo joven, en tu servicio de salud es <50 años) a lo mejor no sabes de qué te hablo. Porque este paisaje forma parte de un pasado afortunadamente más o menos superado. A ello también hemos contribuido los FAP luchado con denuedo por librarnos del sambenito fiscalizador, del sesgo gestor y abrazando, hace años, la causa clínica. Por motivos estratégicos y porque, a fin de cuentas, la cabra siempre tira al monte.

En este contexto, 2019 y, como digo, más de 3 décadas después, la estrategia de promoción del uso adecuado de los medicamentos (UAM) sigue arrastrando -a mi humilde juicio- defectos de forma y de fondo que, de forma anacrónica, miope, lastran su eficacia. Hemos identificado unos cuantos que queremos compartir contigo… (más…)

(BMJ) La guerra de la transparencia en el campo de batalla de las estatinas

juego-de-ninas-gallinita_articulo_landscapeTerminamos la semana -y un mes de julio particularmente largo y caluroso- con la traducción que Mercè Monfar ha hecho para todos nosotros de un interesantísimo editorial del BMJ firmado por tres pesos pesados de la revista: Parish, Bloom y Godlee titulado Statins for people at low risk en el que se desgranan los aspectos más interesantes de la intensa batalla que están librando muchos investigadores para acceder a todos los datos de seguridad obtenidos en los ensayos clínicos con estatinas.

El asunto no es baladí y del resultado de esta cruenta (en términos dialécticos, claro) batalla dependerá la suerte de la investigación biomédica en los próximos años y, como no, de la Medicina Basada en la Evidencia, algo que nos incumbe en nuestra triple faceta de ciudadanos, pacientes y profesionales de la salud. Pero no nos adelantemos al comentario y vamos a oír las razones de las 3 mosqueteras de nuestra revista favorita…

(más…)

Tres reseñas rumbo al fin de las vacaciones

Una de las cosas que nos rechiflan de Internet es bichear qué o quién hay detrás de algo que nos interesa. Por ejemplo, esta mañana nos ha llamado la atención que un tal Des Spence ha publicado en el British Medical Journal un artículo titulado Take down the BMJ pay wall -cuya lectura recomendamos- en el que arremete contra el cierre a cal y canto de algunas secciones de la revista -que tiene su origen en un ya lejano 2004- y que termina así: open access to all medical knowledge is such an important principle, and protectionist pay walls are a long term folly that may ultimately see the influence of the BMJ decline. We, the share owning BMA membership, should be allowed to decide the purpose and future of the BMJ. La publicación de este artículo muestra un gran arrojo por parte de su autor y es un ejercicio de transparencia por parte de la publicación. Despertada nuestra curiosidad, una rápida búsqueda en Google nos lleva a descubrir que @des_spence1 -su alias en tuiter- es autor de un interesante blog que, según sus palabras, trata about all the stupid and bad things that medicine does.  Además, este médico de familia escocés, es el portavoz en el Reino Unido de No free lunch, la conocida organización no gubernamental que lucha contra las relaciones contaminantes y contaminadas entre cierto tipo de profesionales sanitarios y cierto tipo de industria farmacéutica. Todo un carácter al que ahora seguiremos con atención. (más…)