Warfarina

(BMJ) Hemorragias gastrointestinales con los nuevos anticoagulantes orales vs warfarina

fosforoEn  el post  de la semana pasada hicimos referencia a un interesante estudio observacional, en que se comparaban los pacientes con FA tratados con una cumarina que habían sufrido un ictus y continuaban con el tratamiento, con los que se les cambiaban a dabigatrán y sus interesantes conclusiones, la más importante -a nuestro juicio- es que no parece que dicho cambio represente ventaja alguna en términos clínicos.

Esta semana, el BMJ ha publicado dos estudios más, así mismo de carácter observacional, sobre las hemorragias gastrointestinales asociadas al uso de los nuevos anticoagulantes orales (dabigatrán y rivaroxabán) en comparación con warfarina, en pacientes con/sin FA. Así que pasamos a resumir su contenido y ver qué enseñanzas podemos extraer de sus resultado para mejorar la seguridad de nuestros pacientes. Comenzamos… (más…)

(N Eng J Med) Edoxabán versus warfarina en pacientes con fibrilación auricular

motos3

Esta semana el BMJ Open ha publicado un estudio observacional  que ha vuelto a asociar el uso de estatinas con un incremento importante del riesgo de desarrollar DM y superior a otros fármacos prescritos para modificar el riesgo cardiovascular de los pacientes. Estos resultados van en la línea de lo que ya se sabía y han sido corroborados en el sumario de la evidencia aparecido en JAMA sobre el uso de estatinas en prevención primaria, cuya lectura recomendamos para tener a mano los impresionantes datos del incremento de prescripción (y de ventas) registrados en EE. UU. o Reino Unido en los últimos años. Dichos resultados dejan cada vez más clara la necesidad de una estricta evaluación del riesgo individual del paciente pues, como se observa, el riesgo de provocar una diabetes es superior, tras 5 años de tratamiento, que el de disminuir la mortalidad. De la modificación de hábitos de vida, la perspectiva colesterolocéntrica y la eficiencia, ni hablamos. Hoy, no toca.

Imagen1De lo que sí queremos hablar es de edoxabán, un nuevo anticoagulante oral (inhibidor directo del factor Xa, como apixabán, como rivaroxabán, como fondaparinux) que ha sido protagonista de un extensísimo ensayo clínico (n=21.105 pacientes) publicado en The New England Journal Of Medicine cuyo nombre de guerra es ENGAGE AF-TIMI 48.  Pasamos a diseccionar su contenido

(más…)

(N Eng J Med) Rivaroxabán vs warfarina en fibrilación auricular: ¿polvora mojada?

Volvemos, lentamente, a la actividad cotidiana. Y lo hacemos sabiendo, gracias a PLoS Medicine, que la salud de las mujeres (y, por cierto, de quienes las rodean) mejora con el consumo moderado de alcohol, cosa que ya sospechábamos o que, por fin, se levantan voces en Europa solicitando que los estudios de eficacia comparada tengan un hueco en el proceso de autorización de nuevos medicamentos.

Viene esto último a colación del estudio de hoy, publicado en el número semanal de The New England Journal of Medicine y que ha tenido como objetivo comparar una dosis única diaria de rivaroxabán con una dosis ajustada de warfarina en la prevención de los ACV y el embolismo sistémico en pacientes con fibrilación auricular con un riesgo moderado-alto. Interesante estudio, justo ahora que la Food and Drug Administration ha manifestado sus dudas sobre la eficacia mostrada en el mismo por este anticoagulante. Pero vayamos por partes y veamos qué aporta la disección del ROCKET AF(más…)

(Therapeutics letter) Por qué el RE-LY es digno de desconfianza

Damos la bienvenida a un nuevo número de Therapeutics letter, uno de los boletines de información farmacoterapéutica que más nos gustan por su independencia y la profundidad de sus breves análisis que, en esta ocasión, bajo el título Dabigatrán for atrial fibrillation: Why we can not rely on RE-LY pone este conocido ensayo clínico bajo la lupa. El artículo, tan didáctico como denso, hará las delicias de los más aficionados a las cuestiones metodológicas. Los que nos conformamos con ser aprendices de brujos, nos haremos un hueco en la primera fila y pondremos cara de atentos: los canadienses han sacado el escalpelo y han microtomizado las cuestiones más oscuras del RE-LY. Sus conclusiones son, sencillamente, demoledoras, en una entrada, traducción simple y llana de un excelente artículo, que dice así… (más…)

(N Eng J Med) Dabigatrán en fibrilación auricular: sí, pero con importantes limitaciones

funambulista

The New England Journal of Medicine ha publicado recientemente un estudio titulado Dabigatran versus Warfarin in Patients with Atrial Fibrillation (también conocido como RE-LY) que ha tenido un amplio eco en los medios de comunicación especializados o no. En base a sus resultados, ya hay quien habla abiertamente de que, por fin, se ha encontrado sustituto al popular Sintrom. Estamos, por tanto, ante un ensayo clínico importante que puede servir para que dabigatrán amplíe sus indicaciones a la prevención de ACV en pacientes con fibrilación auricular. En estas líneas, vamos a intentar diseccionar el estudio a ver si sus resultados son tan prometedores como afirma su patrocinador .

En primer lugar, hemos de decir que estamos ante un estudio de no inferioridad que trata de responder a la siguiente pregunta de investigación: ¿es dabigatrán administrado a dosis de 110 mg ó 150 mg bis in die al menos tan seguro y eficaz como warfarina a una dosis ajustada a las necesidades del paciente en función del INR? En el ensayo participaron 18.113 pacientes con fibrilación auricular y riesgo de sufrir un ACV que fueron asignados de forma aleatoria a tres ramas de tratamiento. Antes de continuar, nos parece importante no perder de vista lo siguiente:

Los criterios de inclusión del estudio fueron, padecer una fibrilación auricular y presentar al menos, una de las siguientes características:

  • Haber sufrido previamente un ACV o AIT.
  • Tener una fracción de eyección ventricular izquierda <40%.
  • Padecer una ICC de clase II ó superior, según la clasificación de la NYHA.
  • Tener más de 75 años o una edad comprendida entre 65-74 años y ser diabético, hipertenso o una coronariopatía.

Y los criterios de exclusión, por su parte, fueron:

  • Padecer una valvulopatía grave.
  • Haber sufrido un ACV recientemente.
  • Tener un aclaramiento de creatinina <30ml/min.
  • Padecer una enfermedad hepática.
  • Estar embarazada. (más…)