Día: 30 septiembre 2014

La atención primaria en los tiempos del hospitalocentrismo: nOSInprimaria

ants-v-elephantsHacía tiempo que no escribíamos la palabra hospitalocentrismo en este blog. Con dicho término, nos referimos a la tendencia observada en los últimos años de organizar la gestión de los recursos sanitarios en torno a la atención hospitalaria, versus la primaria. Los que -de momento- trabajamos en atención primaria -pero provenimos de la hospitalaria- no podemos ver con buenos ojos que dicha tendencia se transforme en una fagocitosis en toda regla -sufrida, entre otros, por los farmacéuticos de atención primaria- en la que los profesionales quedan con la sensación de que hay un nivel asistencial superior -superior en todo- y un nivel asistencial inferior -así mismo, inferior en todo-.

Que la atención primaria se ha ido desdibujando con los años, es una realidad. También lo es que la culpa no es sólo de gestores y políticos. No son pocos los profesionales del primer nivel asistencial que han perdido la perspectiva y deambulan por unos centros de salud émulos de los servicios de medicina interna hospitalarios. Somos la primaria -solemos repetir a los médicos y enfermeros de nuestro entorno- no el brazo tonto de la hospitalaria. Sirva esta andanada -este desahogo– para despertar las conciencias adormecidas de aquéllos cuya vida profesional tiene como ejes fundamentales la prevención de la enfermedad -la gran perjudicada- y el acompañamiento de los enfermos crónicos en su trayectoria vital.

En nuestra humilde y débil defensa de la atención primaria no estamos, por supuesto, solos. En el blog Osatzen hemos leído hoy una interesante declaración del movimiento nOSInprimaria que hoy, con todo el descaro del mundo -y sin que sirva de precedente- hemos copiado y pegado. Pasa, léela y únete a la reflexión. Si eres profesional de la atención primaria, te interesa. Si no lo eres, te interesa aún más. Y si eres un ciudadano que pasaba por aquí, eres posiblemente el principal destinatario de su contenido. El blog, queda abierto a tus comentarios, diatribas, quejas o sugerencias. Faltaría más… (más…)