Acenocumarol

(BMJ Open) Uso de dabigatrán en la práctica clínica diaria: la experiencia danesa

sketch-curiosidad(ene11)Dabigatrán, fármaco al que nos hemos referido en Sala de lectura en varias ocasiones, es un buen ejemplo de los medicamentos que se están comercializando en los últimos años en España: llegan con la aureola de ser más eficaces, presentan problemas de seguridad específicos y son sensiblemente más caros que las alternativas a las que pretenden desplazar. El posicionamiento terapéutico de estos fármacos -como ocurre con otros, como ticagrelor- es muy complicado ya que debemos valorar el coeficiente beneficio-riesgo, no ya para la población diana general a la que va dirigida el fármaco, sino en subgrupos de pacientes con determinadas características. A ello hay que añadirle los aspectos farmacoeconómicos, tan polémicos como necesarios en el contexto de una Sanidad Pública y el escenario de restricción extrema de los recursos al que nos enfrentamos a diario. En relación a los nuevos anticoagulantes orales, se ha publicado en BMJ Open un estudio que ha tenido como objetivo describir el uso real que se le ha dado a dabigatrán en Dinamarca -país de larga tradición de promoción el uso adecuado de los medicamentos- en los 4 meses posteriores a su comercialización. ¿Se han seguido las recomendaciones dictadas por las autoridades sanitarias? ¿qué resultados se obtienen cuando se hace un análisis comparado de la seguridad y eficacia de las dos dosificaciones disponibles? Pasa y descubre las respuestas a estas interesantes cuestiones…  (más…)

(Therapeutics letter) Por qué el RE-LY es digno de desconfianza

Damos la bienvenida a un nuevo número de Therapeutics letter, uno de los boletines de información farmacoterapéutica que más nos gustan por su independencia y la profundidad de sus breves análisis que, en esta ocasión, bajo el título Dabigatrán for atrial fibrillation: Why we can not rely on RE-LY pone este conocido ensayo clínico bajo la lupa. El artículo, tan didáctico como denso, hará las delicias de los más aficionados a las cuestiones metodológicas. Los que nos conformamos con ser aprendices de brujos, nos haremos un hueco en la primera fila y pondremos cara de atentos: los canadienses han sacado el escalpelo y han microtomizado las cuestiones más oscuras del RE-LY. Sus conclusiones son, sencillamente, demoledoras, en una entrada, traducción simple y llana de un excelente artículo, que dice así… (más…)

(N Eng J Med) Dabigatrán en fibrilación auricular: sí, pero con importantes limitaciones

funambulista

The New England Journal of Medicine ha publicado recientemente un estudio titulado Dabigatran versus Warfarin in Patients with Atrial Fibrillation (también conocido como RE-LY) que ha tenido un amplio eco en los medios de comunicación especializados o no. En base a sus resultados, ya hay quien habla abiertamente de que, por fin, se ha encontrado sustituto al popular Sintrom. Estamos, por tanto, ante un ensayo clínico importante que puede servir para que dabigatrán amplíe sus indicaciones a la prevención de ACV en pacientes con fibrilación auricular. En estas líneas, vamos a intentar diseccionar el estudio a ver si sus resultados son tan prometedores como afirma su patrocinador .

En primer lugar, hemos de decir que estamos ante un estudio de no inferioridad que trata de responder a la siguiente pregunta de investigación: ¿es dabigatrán administrado a dosis de 110 mg ó 150 mg bis in die al menos tan seguro y eficaz como warfarina a una dosis ajustada a las necesidades del paciente en función del INR? En el ensayo participaron 18.113 pacientes con fibrilación auricular y riesgo de sufrir un ACV que fueron asignados de forma aleatoria a tres ramas de tratamiento. Antes de continuar, nos parece importante no perder de vista lo siguiente:

Los criterios de inclusión del estudio fueron, padecer una fibrilación auricular y presentar al menos, una de las siguientes características:

  • Haber sufrido previamente un ACV o AIT.
  • Tener una fracción de eyección ventricular izquierda <40%.
  • Padecer una ICC de clase II ó superior, según la clasificación de la NYHA.
  • Tener más de 75 años o una edad comprendida entre 65-74 años y ser diabético, hipertenso o una coronariopatía.

Y los criterios de exclusión, por su parte, fueron:

  • Padecer una valvulopatía grave.
  • Haber sufrido un ACV recientemente.
  • Tener un aclaramiento de creatinina <30ml/min.
  • Padecer una enfermedad hepática.
  • Estar embarazada. (más…)