10 formas de maltrato no tan conocidas

maltrato-psicologicoAunque este blog suele tratar temas relacionados con la Salud y, en particular, con los medicamentos, no queremos comenzar este nuevo curso sin un recuerdo a las 27 víctimas mortales habidas este año en España a la hora de escribir este post, a manos de sus parejas o exparejas. Una cifra escandalosa que nos recuerda cómo la intolerancia y la falta del respeto anida en nuestros corazones y tiene su máxima expresión en una violencia -generalmente machista- en el que el encono y el odio ciegan al agresor, que siega la vida de una víctima inocente.

Desgraciadamente, se ha vuelto habitual que los programas de informativos abran sus ediciones con el penúltimo asesinato, perpetrado a veces de forma particularmente desgarradora. No obstante, tras el reguero de sangre y dolor que deja un hecho de este tipo en los hijos en común, cuando los hay, padres, hermanos, amigos… se suele esconder una indescriptible trayectoria de sufrimiento. Hasta llegar a la puñalada, al estrangulamiento, atropello, disparo, defenestración, la mujer suele ser víctima de innumerables actos que intentan quebrantar su moral, humillarla, someterla y hacer su vida insoportable hasta la enfermedad o la muerte.

En este post hemos recogido 10 formas de maltrato psicológico que no suelen ser cabecera de los telediarios y que tienen un complejo abordaje en los tribunales de justicia. Al fin y a la postre, son difíciles de demostrar, las pruebas son débiles y, vistas por separado, parecen el fruto de una mala relación. Pero une las piezas del puzzle y podrás contemplar el horizonte cotidiano de muchas mujeres maltratadas, más allá incluso, de la separación o el divorcio. Quizás su caso no llegue nunca a la puerta de urgencias, a la mesa de un forense o al juzgado, pero merecen una reflexión…

1.- Acoso y derribo: nos referimos a aprovechar que, generalmente a cuenta de los hijos en común, la mujer se ve obligada a tener un cauce de comunicación abierto con su expareja (correo electrónico, mensajería instantánea, SMS, número de teléfono) para machacarla con multitud de contactos. Un correo para comunicar una incidencia respecto a un hijo, es normal. Mil correos anuales con contenidos banales, insultos, amenazas más o menos veladas y múltiples formas de coacción, es inhumano.

2.- Daños en la propiedad: otra forma de atornillar a la mujer es provocar daños en las propiedades en común o en las que son suyas exclusivamente. El coche que arde inesperadamente, dejar sin luz el hogar familiar aprovechando que él es el titular del contrato, destrozar la ropa en los intercambios o hacer que desaparezca, son buenos ejemplos.

3.- Manipulación de los hijos: el maltratador suele contemplar a los hijos en común como una herramienta más para asediar a su pareja. Así, no es extraño escuchar a un niño decirle a su madre como papá la llama ladrona, mala madre o cómo la acusa en su presencia de vivir a su costa o no cuidarlo adecuadamente, ahora que tiene una nueva vida.

4.- Dinero: uno de los temas estrellas para machacar a la otra parte es el dinero. Pensiones que se retrasan o se reducen de forma unilateral sin respetar lo dispuesto en la sentencia de divorcio, recibos en común que no se pagan y mil argucias más para que la expareja sienta en el bolsillo el aliento del maltratador.

5.- Comunicación con los hijos: torpedear la comunicación de los hijos en común con su madre cuando están con el maltratador es otra forma de avasallar a la expareja. El teléfono al que se le quita el sonido, se apaga o, simplemente, se olvida en un cajón hará que aquella pueda pasarse días o semanas sin saber de sus hijos, por ejemplo, en los períodos vacacionales.

6.- Intercambios conflictivos: otra forma de amedrentar a una mujer es aprovechar los intercambios para amenazar, proferir insultos, gritos y montar todo un espectáculo en cada intercambio. Si es en presencia de los hijos habidos en común con su expareja, mejor que mejor.

7.- Difamación: no contento con todo lo anterior, el maltratador puede difundir bulos entre los compañeros de trabajo, familiares o amigos de su expareja. Lo que ha cambiado, lo que parecía y lo que es, lo abandonados que están los niños ahora que tiene una nueva pareja y un sin fin de medias verdades o mentiras completas para desprestigiar a quien no se está dispuesto a dejar escapar.

8.- Boicot: la utilización torticera de los derechos legalmente establecidos (patria potestad, custodia) puede ser causa de que el maltratador intente torpedear cualquier decisión de la mujer en relación, por ejemplo, al lugar de residencia o el colegio donde estudian los niños, dando lugar a un litigio continuo que producirá en la mujer un desgaste físico, psíquico y económico que, mantenido en el tiempo, puede ser letal.

9.- Presentismo: nos referimos a procurar estar omnipresente en la vida de la mujer, presentándose en su trabajo, merodeando su vivienda, aparcando el coche casualmente cerca del de su expareja, haciéndose el encontradizo en los lugares más insospechados, acechando en las redes sociales o provocando un sin fin de conflictos que le recuerden que él siempre estará ahí.

10.-La pareja: si la mujer ha tenido la suerte de rehacer su vida, su nueva pareja tampoco se librará de las embestidas del maltratador a la espera, quizás, que un mal paso le permita presentarse, una vez más, como la víctima de la situación y no como el verdugo.

Colofón: a cualquiera que conozca un caso de maltrato le será familiar lo esbozado en este post. A quien no, cualquiera de las estrategias utilizadas por algunos hombres para intentar seguir controlando la vida de sus exparejas, decidir lo que no les toca, influir en una persona que escapó de su red, o lo intenta y ponerle piedras en el camino para ver cuál la hace caer, puede parecerle un juego pueril. Pero contempladas en su conjunto, estas 10 tácticas -entre otras- dibujan un horizonte terrorífico en el que muchas mujeres están atrapadas y que anteceden o conviven con el maltrato físico o el intento directo de eliminarlas.

Es una cacería en la que el maltratador juega con la doble ventaja que le da la forma (siempre al acecho y llevando la iniciativa) y el fondo (es inocente mientras la víctima no demuestre lo contrario). Y todo ello en un sistema judicial que maneja perfectamente las causas penales cuando corre la sangre, pero que en ocasiones reacciona de forma tímida y torpe cuando sólo corren las lágrimas. El maltrato psicológico arruina la vida de muchas mujeres y de sus hijos. No suele salir en la cabecera de los telediarios ni en las portadas de los periódicos, aunque los profesionales sanitarios de atención primaria conviven a diario con sus desgarradoras secuelas…

20 comments

  1. Gracias por el artículo. Comentar que en Murcia, con la reciente modificación de la Ley 7/2007 de Igualdad entre hombres y mujeres el “maltrato económico” se recoge ya como violencia económica, sujeta de todas a la Ley. Un pequeño avance.

    Me gusta

  2. Estando de acuerdo con el contenido del artículo en lo fundamental del maltrato a la mujer se te ha pasado por alto la utilización que, en ocasiones, las mujeres hacen de los hijos en contra de los padres, mucho más común de lo que a primera vista pudiera parecer. Un saludo

    Me gusta

    1. soy mujer y en mi caso es al reves mi ex me a puesto de lo peor para ke mis hijos no kieran ni hablar conmigo solo por wasat y no audios se ke hay mas mujeres ke hombres ke hacen esto no es justo porke los hijos tienen ke disfrutar de sus dos padres me tube ke ir por el maltrato aunke la concejalia de la mujer me dejo en la calle furmiendo en mi coche mi madre se kedo con mi ex y mis dos hijos ya no tengo nada e ido a la guardia civil y juez de guardia para ver a mis hijos y ellos me llaman para insultarme ya no se donde ir

      Me gusta

  3. Pero esa lagrimas tambien corren en aquellos padres que sin haber cometido ningun delito..se quedan sin sus hijos…sin su vivienda…sin su barrio…y sin su dinero como si cuidar de los hijos fuera una carga que no produjera ninguna satisfacion..quizas por que esas lagrimas se derraman en silencio….ya que no es politicamente…correcto…..son la minoria silenciosa….¿y si no fuera tan minoria…? ….lo que no se piensa en ello no se diagnostica
    Un saludo

    Le gusta a 1 persona

    1. Hola Nano:

      Soy hombre y estoy divorciado. Me puedo hacer una idea bastante aproximada de todo lo que comentas. Pero el tema del post es bien diferente.

      Un saludo y gracias por tu comentario.

      CARLOS

      Me gusta

      1. Gracias por tu respuesta y a gonzifp por su me gusta.Pero el problema de tu post es que como casi todo en la vida es muy poiliedrico y no todas las caras reciben la misma comprension.Las personalidades psicopaticas no corresponden al genero..las hay en ambos…y utilizan todos sus medios ,incluida la fuerza ,para imponer su criterio….y si alguno hombreo o mujer no la utiliza es porque no la tiene sea hombre o mujer.El que esa personalidades tengan tanto éxito para seducir es algo que se me escapa….y creo que la sociedad poco puede hacer.Pero que en algunas comunidades,por no decir la mayoria,el hablar de custodia compartida…o vivienda compartida o pagar por gasto etc sea una quimera creo que es por la poca visibilidad que tienen los padres que sufren al amparo de la ley a esas personalidades psicopáticas que disfrutan haciendo daño con todos los medios al alcance incluido los hijos,que son sin lugar a dudas las autenticas victimas….
        Creo para resumir que mujeres y hombres somos personas….algunas maravillosas y otras que nos averguenzan sean del genero ,que sean,a exxcepcion de los niños..que son siempre inocentes hasta una determinada edad que no sabría precisar.Es muy triste tener que escribir esto…….parece que algo tan evidente…evidentemente no lo es.
        Un saludo

        Me gusta

  4. El pero que le pongo al artículo es que dice que:” si la mujer ha tenido suerte de rehacer su vida y tiene nueva pareja…”, bueno, una no se queda sin rehacer su vida aunque no tenga pareja… somos seres completos por sí solas, la idea de la complementariedad es falsa, y de tanto repetirla hay quienes se lo cree.

    Me gusta

    1. Hola Pura:

      En la frase hay un Y que no me gustaría perder de vista: rehacer tu vida Y tener una nueva pareja. No he querido decir lo que no he dicho. Además, por lo que tú argumentas, ése suele ser el orden de las cosas…

      Un saludo y gracias por tu comentario.

      CARLOS

      Me gusta

  5. Al leer el título, me he dicho, hombre, ¡ ya era hora ! porque el maltrato no siempre es fisico.
    Pero mi gozo en un pozo.
    Mi comentario viene a cuenta de que un amigo está en tramites de separación y conozco de primera mano el maltrato sicológico a que su expareja lo está sometiendo, denuncias falsas de maltrato físico ( en este tipo de denuncias el hombre practicamente ¡ tiene que demostrar que es inocente !), maledicencias a nosotros, los amigos, a los hijos y en las redes sociales.
    Pero leyendo el artículo, veo que lo de siempre, los hombres son los maltratadores, también sicológicamente, perdona Carlos, te dejas llevar, también hay mujeres maltratadoras.
    También sé que son muchas mas que los hombres, las mujeres que sufren agresiones y malos tratos, vaya por delante mi solidaridad y cariño a ellas.

    Me gusta

    1. Hola Manel:

      Estoy totalmente de acuerdo contigo en que el maltrato no entiende de sexos, aunque en estas cuestiones, como tú señalas, desgraciadamente los hombres solemos ser los tristes protagonistas. No obstante, el post recoge 10 tácticas de acoso y coacción muy frecuentes y definidas con las que muchas lectoras (y, por supuesto, lectores) se sienten identificadas y son capaces de ponerles nombre y apellidos.

      Gracias por tu comentario. Un saludo.

      CARLOS

      Me gusta

    1. Hola JLORTEGA:

      He buscado tu comentario en todas las carpetas (incluida la del spam) y no lo he encontrado, cosa que no es excepcional, pues a mí mismo me ha pasado al publicar comentarios en foros u otros blogs. Si aún te apetece publicarlo, puedes reenviarlo cuando puedas.

      Un saludo.

      CARLOS

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s