Seguridad

Seguridad de los medicamentos

Tres publicaciones, con la seguridad como protagonista

1434617738923880595Hay veces en las que nos resulta prácticamente imposible centrarnos en un solo tema para desarrollar un post. Sencillamente, porque hay mucho y bueno que comentar. Así que, como hemos hecho en otras ocasiones, vamos a hacer una entrada al estilo Richard Lehman, salvando las distancias claro, que para eso el joven Richard (use your right brain to make a better world for yourself and others) aloja su afamado blog (toda una referencia) en el BMJ.

Seguridad CV de los AINE. Esta semana, por ejemplo, se ha publicado en dicha revista un gran estudio observacional que tuvo como objetivo investigar la seguridad cardiovascular de los AINE y estimar el riego de ingreso hospitalario por ICC atribuido a los fármacos individuales y las dosis utilizadas. A nuestro juicio, la novedad de este estudio consiste en que baja el complicado escalón del subgrupo terapéutico al fármaco, para intentar averiguar si hay diferencias entre moléculas. Y las hay: según los autores, el uso de 7 AINE no selectivos (diclofenaco, ibuprofeno, indometacina, ketorolaco, naproxeno, nimesulida y piroxicam) y 2 selectivos (etoricoxib y rofecoxib) se asocia con un incremento del riesgo de ingreso por ICC. Riesgo que, además, es dosis dependiente y se duplica a dosis altas. (más…)

(CMAJ) 5 cosas que debes saber sobre el uso inadecuado de fentanilo

Alice2010-whiterabbitDe todo lo publicado recientemente -mucho y bueno- que cualquiera puede seguir a través de la cuenta de Twitter, hoy queremos resaltar 3 publicaciones que no queremos que pasen desapercibidas.

La primera es un ensayo clínico denominado ATMOSPHERE que se ha publicado en el NEJM con el objetivo de comparar a enalapril y aliskireno (superioridad y no inferioridad) y su combinación (superioridad) en pacientes con ICC y una fracción de eyección reducida (≤35%). La conclusión de los autores es que en este tipo de pacientes, añadir aliskireno a enalapril produjo más efectos adversos, sin incrementar el beneficio. Aliskireno, además, no logró cumplir el criterio de no inferioridad. Un desastre sin paliativos -uno más, tras el ASTRONAUT  o el ALTITUDE como vimos en su momento en Sala de lectura– que condena este medicamento al ostracismo terapéutico en el abordaje de la ICC.

La segunda es este preocupante artículo de The New York Times en el que, según los analistas, se recogen los frutos de lo que posiblemente se deba -entre otros factores- a un uso inadecuado de muchos medicamentos, en muchas personas, en términos de una ligera disminución de la esperanza de vida entre la población blanca norteamericana. Sin duda alguna, una noticia que debe hacernos reflexionar antes de que la onda expansiva que sacude la sociedad norteamericana, llegue a las costas atlánticas de nuestro país.

La tercera está relacionada con la anterior y se trata de un artículo del CMAJ incluido en el apartado “Cinco cosas que debes saber de…” dedicado al uso inadecuado de los parches de fentanilo. Alguna de ellas, te sorprenderá… (más…)

(CDC) Actualizada la guía de prescripción de opioides en dolor crónico no oncológico

maxresdefaultTras el paréntesis semanasantero, retomamos la actividad del blog reseñando algunas de las muchas publicaciones que quedan, por su indudable interés, atrapadas en los filtros de nuestro particular PLE. Así, queremos dejar constancia de la actualización de la guía de práctica clínica de insuficiencia cardíaca del Scottish Intercollegiate Guidelines Network (SIGN) en la que betabloqueantes (bisoprolol, carvedilol o nevibolol) e IECA (con los ARA-II como alternativa) son la base de un tratamiento en el que antagonistas de los receptores de aldosterona (espironolactona, eplerenona, canreonato) y otros medicamentos como ivabradina y la asociación sacubitrilo/valsartán (aún no comercializada en España) tienen un importante papel en determinados grupos de pacientes.

De gran interés es también la revisión publicada en el CMAJ titulada Prescribing exercise interventions for patients with chronic conditions que discute la prescripción de ejercicio físico en pacientes con artrosis de rodilla y cadera, lumbalgia, ICC, coronariopatías, EPOC, síndrome de fatiga, DM2 y en la prevención de caídas, patologías todas ellas en las que la prescripción no farmacológica va ganando terreno y concretándose en recomendaciones específicas.

Y no digamos los principios de la prescripción en ancianos que llegó a nuestro tweetline a través de la cuenta de Cecilia Calvo, uno de nuestros referentes en información farmacoterapéutica.

Todos los artículos anteriores hubieran sido dignísimos protagonistas de un post en Sala de lectura pero, por su trascendencia, hemos decidido centrarnos en la actualización de la guía de prescripción de opioides en dolor crónico elaborada por los Centers for Disease Control and Prevention (CDC) documento de gran extensión y al que dedicamos una entrada hace ahora 3 años. Para hacer más accesibles sus mensajes clave nos vamos a valer de la página de recursos que la acompaña con herramientas de gran utilidad para pacientes y clínicos (ojo a la calculadora de dosis). En definitiva, dichos mensajes son éstos… (más…)

Eficacia de los medicamentos o el dedo que tapa la luna

12DHay un estudio que posiblemente haya pasado desapercibido al gran público, pero del que queremos dejar constancia en Sala de lectura. Se trata de la penúltima producción de la factoría Ioannidis, ese Steve Jobs de la Medicina, a quien se le ha ocurrido evaluar las diferencias en la estimación del efecto sobre la mortalidad entre los estudios observacionales realizados con registros sanitarios rutinarios (por ejemplo, los existentes en las historias clínicas) y la subsiguiente evidencia de los ensayos clínicos controlados sobre la misma cuestión. Otra genialidad de este agudísimo autor, cuya conclusión es diáfana: los estudios observacionales así realizados pueden darnos respuestas diferentes a los ensayos clínicos y pueden sobreestimar de forma notable los efectos del tratamiento. Por ello hay que ser cautos para no hacer recomendaciones erróneas que afecten a la toma de decisiones de los clínicos y, añadimos nosotros, no dejarnos llevar por el entusiasmo observacional de los últimos años, las prisas o los intereses, a la hora de modificar las recomendaciones. La evidencia tiene su tiempo de cocción y hay que respetarlo… (más…)

(JAMA) ¿Qué pasa si me tomo un medicamento caducado?

2A262EA700000578-3146176-The_cost_of_medicines_is_to_be_stamped_on_pill_bottles_and_packe-a-31_1435768754684La semana pasada tuiteamos un artículo del JAMA titulado Drug past their expiration date que se centra en dar respuesta a qué pasaría si consumimos un fármaco que ha caducado. Esta es una pregunta que muchos os habréis hecho en alguna ocasión sobre todo cuando, por ejemplo, en desigual lucha contra un dolor de muelas o una cefalea, lo único que tenemos a mano es un medicamento que caducó hace meses o años. 

Imaginamos que, por cuestiones obvias, este asunto es más interesante para el público general que para los profesionales sanitarios -destinatarios últimos de este blog- pero por aquello de no dar nada por sabido (primer mandamiento para seguir aprendiendo) hoy vamos a abordar la cuestión y para ello, Mercè Monfar ha traducido este interesante artículo para todos nosotros. Dice así…

“Con frecuencia se pregunta a los profesionales sanitarios si los fármacos se pueden usar después de su fecha de caducidad. Los fabricantes no aprueban el uso en esta circunstancia debido a las restricciones legales y a preocupaciones en cuanto a responsabilidad; normalmente, ni siquiera opinan acerca de la seguridad o la efectividad de sus productos más allá de la fecha en la etiqueta. Hay más datos disponibles desde nuestra última publicación sobre este tema. (más…)

(JAMA Intern Med) El uso fuera de indicación es un factor de riesgo para la seguridad del paciente

off_label_use-1430250790119 (1)Hace unos meses dedicamos un par de post (1 y 2) a la deprescripción a cuenta de una magnífica revisión del JAMA Internal Medicine. La deprescripción, entendida como una estrategia de abordaje de los problemas más comunes relacionados con el uso de los medicamentos (duplicidades terapéuticas, dosis inadecuadas, interacciones graves, presencia de medicamentos específicamente contraindicados o sin una indicación clara, etc) es una actividad que debería formar parte, junto a la conciliación de tratamientos, de la cartera de servicios de cualquier equipo de atención primaria, en una ingente intervención multidisciplinar en la que lejos de sobrar alguien, es posible que falten muchas manos y no pocas cabezas. Pero estamos lejos de ese escenario. Y no sólo por motivos presupuestarios sino que, o muchos nos tememos, o los cimientos científico-técnicos de la deprescripción están aún tiernos para soportar el peso necesario. O al menos, eso nos ha parecido después de leer este artículo del British Journal of Clinical Pharmacology en el que han necesitado nada menos que una revisión sistemática reticular para definir un concepto que queda así: deprescripción es el proceso de retirada de la medicación inapropiada, supervisado por un profesional sanitario, con el objetivo de abordar la polimedicación y mejorar los resultados. 

Así queda la cosa, mientras pasamos al tema de hoy que también tiene que ver con el uso (in)apropiado de los medicamentos. El uso fuera de indicación (off label) ha sido tradicionalmente señalado como una fuente de problemas por considerarse uno de los máximos exponentes de la utilización arbitraria de medicamentos, generalmente al socaire de la promoción de los medicamentos. Estamos de acuerdo con los clínicos en que, a pie de cama, las cosas no siempre son blancas o negras y que hay toda una gama de grises que tener en cuenta. Por ello, queremos hacer una aproximación a este interesante investigación, cuyo objetivo ha sido hacer un seguimiento y evaluación en una población adulta del uso fuera de indicación en adultos y comprobar su impacto, en términos de reacciones adversas. Vamos allá… (más…)

(Therapeutics letter) Antipsicóticos en depresión no psicótica: una indicación no avalada por la evidencia

1442852430_265777_1442852669_noticia_normalHace un par de años un post de Sala de lectura advertía que la prescripción de suplementos de calcio para la prevención de fracturas era otro mito que, a la luz de la mejor evidencia, se tambaleaba. Suscribimos lo dicho entonces y apuntamos en la chuleta tres interesantes publicaciones del BMJ: dos revisiones sistemáticas cuyas conclusiones son, respectivamente, que incrementar la ingesta de calcio a través de la dieta o mediante suplementos tiene un pequeño efecto, no progresivo, sobre la densidad ósea, la primera y más clara la segunda, que no se debe recomendar el incremento de la ingesta de calcio, a través de suplementos o de la dieta, con el objetivo de prevenir fracturas.

Para aquellos que quieran ir al grano, recomendamos la lectura del editorial que comenta estos estudios cuyo título Calcium supplements do not prevent fractures y subtítulo Revisit recommendations to increase intake beyond a normal balanced diet, lo dicen todo. Una oportunidad más, inferimos nosotros, para insistir en unos hábitos de vida saludables y, por supuesto, deprescribir lo que no corresponda.

Pero no era nuestro objetivo hablar hoy de huesos y suplementos, sino del uso, cada vez más extendido, de antipsicóticos como potenciadores del tratamiento antidepresivo en el abordaje de las depresiones resistentes indicación que, hasta donde sabemos, sólo tiene en España quetiapina. Para ayudarnos a desentrañar qué evidencia avala esta indicación, Mercè Monfar ha traducido el último número de Therapeutics letter, un peso pesado del panorama farmacoterapéutico al que teníamos un poco olvidado y que hoy volvemos a poner bajo el foco. Esto es lo los canadienses tienen que decir sobre el tema. Y ojo, porque no te dejará indiferente… (más…)

(BMJ) La guerra de la transparencia en el campo de batalla de las estatinas

juego-de-ninas-gallinita_articulo_landscapeTerminamos la semana -y un mes de julio particularmente largo y caluroso- con la traducción que Mercè Monfar ha hecho para todos nosotros de un interesantísimo editorial del BMJ firmado por tres pesos pesados de la revista: Parish, Bloom y Godlee titulado Statins for people at low risk en el que se desgranan los aspectos más interesantes de la intensa batalla que están librando muchos investigadores para acceder a todos los datos de seguridad obtenidos en los ensayos clínicos con estatinas.

El asunto no es baladí y del resultado de esta cruenta (en términos dialécticos, claro) batalla dependerá la suerte de la investigación biomédica en los próximos años y, como no, de la Medicina Basada en la Evidencia, algo que nos incumbe en nuestra triple faceta de ciudadanos, pacientes y profesionales de la salud. Pero no nos adelantemos al comentario y vamos a oír las razones de las 3 mosqueteras de nuestra revista favorita…

(más…)

(BMJ) ¿En qué punto estamos con el paracetamol?

toni-demuro-illustrations-7Hay fármacos, como el paracetamol, que forman parte del inconsciente colectivo de los españoles. No digamos el ibuprofeno, del cual algunos han propuesto -en tono jocoso, imagino- que se añada, directamente, al agua potable. Hasta tal punto estamos medicalizados, que muchos (muchísimos) fármacos forman parte de nuestros días y de nuestras noches y lo que debería ser una excepción (tomar medicamentos) se ha convertido en regla. Paradójicamente, lo excepcional es que fiemos nuestra suerte a unos hábitos de vida responsables, lejos de las medicinas y sus terribles efectos secundarios, a pesar de la tozudez de las evidencias.

En relación a este discurso, queremos dejar en la entradilla 2 apuntes: de un lado, en EE. UU. los medicamentos de prescripción son la primera causa de muerte accidental, con los opioides como estrella invitada y de otro, la administración conjunta de antidepresivos y AINE sigue dando sorpresas y se ha asociado a un aumento del riesgo de hemorragia intracraneal.

Pero estábamos con el paracetamol, al que el BMJ ha dedicado un reciente editorial que hurga en las cuestiones más espinosas de su seguridad y eficacia. Pasa, que Mercè Monfar, lo ha traducido para ti… (más…)

(JAMA Intern Med) Eficacia de la inmunoterapia sublingual (SLIT) en rinoconjuntivitis estacional alérgica

pissenlitEsta semana se ha publicado en Farmacia de Atención Primaria un interesante post -cuya lectura recomendamos- en la que una residente de farmacia hospitalaria relata su paso por una consulta de atención primaria. Como muchos de nuestros lectores saben, en 2017 comienza su andadura la nueva especialidad de farmacia hospitalaria y atención primaria y a estas alturas, algunos aún plantean que una rotación de 1 mes por el primer nivel asistencial es más que suficiente. ¿1 mes y el más corto del año? ¿qué tal 2 meses, para cerrar la bocaza de los FAP?

La lectura del post deja traslucir que la rotación de 1 mes, que actualmente es la predominante en base a la buena fe y el voluntarismo de muchos farmacéuticos de ambos niveles asistenciales, es insuficiente. Anecdótica. Y apenas da para pasear al residente un día por un centro de salud, lo que -parafraseando a Umbral– podríamos decir que es la nada nadificada. Es evidente que se pueden hacer las cosas peor (no rotar) y mucho mejor (rotar al menos 1 año) porque hay habilidades, conocimientos, herramientas… que no se aprenden en 1 mes. Ni en 12. Pero al menos, con altura de miras, debemos intentar que los canteranos conozcan la parte mollar de un medio tan fascinante y complejo como la atención primaria.

Cambiando radicalmente de tercio, hoy vamos a centrarnos en una publicación de JAMA Internal Medicine que ha tenido como objetivo evaluar la seguridad y eficacia de las inmunoterapia sublingual (SLIT, de sus siglas en inglés) en el tratamiento de la rinoconjuntivitis estacional en personas alérgicas al polen de gramíneas. Interesante cuestión, interesante la discusión de los resultados y, como no, las conclusiones. Vamos a ello…

(más…)