AINE

¿Qué fue de los coxibs?

091-slid.jpg

Corría el año 1989 cuando el grupo granadino 091 publicó Doce canciones sin piedad, entre las que destaca Qué fue del siglo XX una auténtica joya (otra) que aún se oye en algunas emisoras y cuyo estribillo aún tarareamos de vez en cuando. Nos hemos acordado de los cero al leer esta mañana un editorial del BMJ sobre el regreso del rofecoxib al mercado, la superaspirina que MSD comercializó una década después de que Doce canciones sin piedad lo vendiera todo.

Los más viejos del lugar recordarán que este primer coxib (a cuyo rebufo aparecieron otros: celecoxib, etoricoxib, lumiracoxib, parecoxib y valdecoxib) se autorizó en España para el alivio sintomático de la artrosis, con un precio estratosférico que la promoción justificaba por el ahorro de la gastroprotección. Aunque ni por ésas salían las cuentas.

Los más jóvenes del lugar han de saber que eran tiempos en lo que los efectos adversos gastrointestinales asociados al uso de los AINE estaban en el centro del debate y en los que otros, tan graves o más, como los renales o los cardiovasculares, estaban por aparecer en todo su esplendor. (más…)

(NEJM) Seguridad cardiovascular de celecoxib vs naproxeno o ibuprofeno. Estudio PRECISION

alice_in_wonderland09En relación a nuestro anterior post, el BMJ ha publicado una revisión sistemática y meta-análisis de estudios observacionales que confirma que la prediabetes (entendida como tolerancia alterada a la glucosa o glucemia basal alterada) se asocia a un incremento del riesgo de enfermedad cardiovascular y mortalidad por cualquier causa. El incremento del riesgo se observa en personas con una glucemia basal a partir de 100 mg/dl, mientras que una HbA1c de entre 5,7-6,5%  o 6,0-6,5% se asocia a un incremento del riesgo de una variable combinada de enfermedad cardiovascular y coronariopatía. Por último, el estudio concluye que -como apuntamos nosotros- la modificación de hábitos de vida es el principal tratamiento de la prediabetes, por lo que se debe evitar la medicalización precoz del paciente quien, de todas todas, deberá afanarse en cambiar un modo de vida que, de forma invariable, le está enfermando.

También queremos hacer referencia a un editorial de la misma revista en el que la autora, Catherine M Otto repasa las similitudes y diferencias de las recomendaciones de las principales guías de práctica clínica de prevención primaria del riesgo cardiovascular con estatinas , para concluir que no debemos perder de vista que estos fármacos no son la única forma que tenemos de disminuir el riesgo cardiovascular y que, en ningún caso, sustituyen al abandono del tabaco, tratar la HTA, mantener un peso apropiado, tener una dieta saludable o hacer ejercicio con regularidad.

Cambiando radicalmente de tercio, hoy nos vamos a centrar en un estudio publicado en el NEJM que ha tenido como objetivo evaluar la seguridad cardiovascular, gastrointestinal, renal y otras variables de celecoxib en comparación con naproxeno e ibuprofeno y del que algunos medios han sacado ruidosas derivadas. Comenzamos… (más…)

Tres publicaciones, con la seguridad como protagonista

1434617738923880595Hay veces en las que nos resulta prácticamente imposible centrarnos en un solo tema para desarrollar un post. Sencillamente, porque hay mucho y bueno que comentar. Así que, como hemos hecho en otras ocasiones, vamos a hacer una entrada al estilo Richard Lehman, salvando las distancias claro, que para eso el joven Richard (use your right brain to make a better world for yourself and others) aloja su afamado blog (toda una referencia) en el BMJ.

Seguridad CV de los AINE. Esta semana, por ejemplo, se ha publicado en dicha revista un gran estudio observacional que tuvo como objetivo investigar la seguridad cardiovascular de los AINE y estimar el riego de ingreso hospitalario por ICC atribuido a los fármacos individuales y las dosis utilizadas. A nuestro juicio, la novedad de este estudio consiste en que baja el complicado escalón del subgrupo terapéutico al fármaco, para intentar averiguar si hay diferencias entre moléculas. Y las hay: según los autores, el uso de 7 AINE no selectivos (diclofenaco, ibuprofeno, indometacina, ketorolaco, naproxeno, nimesulida y piroxicam) y 2 selectivos (etoricoxib y rofecoxib) se asocia con un incremento del riesgo de ingreso por ICC. Riesgo que, además, es dosis dependiente y se duplica a dosis altas. (más…)

(BMJ) ¿En qué punto estamos con el paracetamol?

toni-demuro-illustrations-7Hay fármacos, como el paracetamol, que forman parte del inconsciente colectivo de los españoles. No digamos el ibuprofeno, del cual algunos han propuesto -en tono jocoso, imagino- que se añada, directamente, al agua potable. Hasta tal punto estamos medicalizados, que muchos (muchísimos) fármacos forman parte de nuestros días y de nuestras noches y lo que debería ser una excepción (tomar medicamentos) se ha convertido en regla. Paradójicamente, lo excepcional es que fiemos nuestra suerte a unos hábitos de vida responsables, lejos de las medicinas y sus terribles efectos secundarios, a pesar de la tozudez de las evidencias.

En relación a este discurso, queremos dejar en la entradilla 2 apuntes: de un lado, en EE. UU. los medicamentos de prescripción son la primera causa de muerte accidental, con los opioides como estrella invitada y de otro, la administración conjunta de antidepresivos y AINE sigue dando sorpresas y se ha asociado a un aumento del riesgo de hemorragia intracraneal.

Pero estábamos con el paracetamol, al que el BMJ ha dedicado un reciente editorial que hurga en las cuestiones más espinosas de su seguridad y eficacia. Pasa, que Mercè Monfar, lo ha traducido para ti… (más…)

(BMJ) Sobre cómo tratar el dolor de espalda y la artrosis (sin paracetamol)

ENERGETICO PONY MULHER CORREDORA 032El otro día leímos en Facebook las declaraciones de Francisco Toledo, psiquiatra, sobre el terrible accidente de Germanwings en las que, entre otras cosas interesantes, afirmaba que Andreas Lubitz no era una persona deprimida ni un psicópata, sino un narcisista maligno. Dicho en román paladino, el copiloto del vuelo era un hijoputa (palabro aún no recogido en el diccionario de la Real Academia de la Lengua, pero que todos sabemos qué significa) y no un enfermo mental. Pero el enfoque dado por la prensa general al triste protagonista del accidente, ha puesto bajo la lupa de forma injusta a los enfermos mentales, con el consiguiente riesgo de estigmatización de quienes, no lo olvidemos, son víctimas de la enfermedad que padecen.

Nos hemos acordado de Toledo al leer en el BMJ un artículo cuyo subtítulo, Ignorant media coverage of mental illness after the Germanwings plane crash risked setting back recent progress in destigmatising and treating depression, lo dice todo y de sus palabras: la Psiquiatría no tiene respuesta para la maldad. Existen personas intrínsecamente malas, cuyo leitmotiv es hacer daño a los demás. Son alimañas sociales, que creen que su ombligo es el centro de un Universo cuyos designios les pertenecen. Si hay un hijoputa en tu vida la mejor medicina es alejarse, por cualquier medio, de su pernicioso halo radiactivo. La Psiquiatría, no tiene respuesta para la maldad…

Siguiendo con el BMJ, hace unos días se publicó una revisión sistemática y meta-análisis de ensayos clínicos controlados que concluía que hay evidencia de calidad que sugiere que paracetamol es ineficaz en la reducción del dolor y la incapacidad o en la mejora de la calidad de vida de los pacientes con lumbalgia y que ofrece beneficios pequeños, pero clínicamente irrelevantes, en el dolor y la incapacidad asociadas a la artrosis y cadera y rodilla. Así mismo, hay evidencia de que los pacientes que toman paracetamol para estas dolencias cuadruplican el riesgo de tener unos resultados anormales en las pruebas de función hepática, aunque la relevancia clínica de este hallazgo no está clara.

Dejamos constancia en el chuletario de esta importante investigación y, para el post de hoy, hemos resumido el editorial que comenta sus resultados que, con el título Managing back pain and osteoarthritis without paracetamol nos habla, pásmense ustedes, de un mundo sin paracetamoles. Dice así… (más…)

(PLoS Med) Toxicidad cardiovascular de los AINE: más allá de la selección

Gerd NSAIDS toxicityLa semana pasada se publicó en Australian Prescriber un artículo titulado The competent prescriber: 12 core competencies for safe prescribing que, como su nombre indica describe las competencias más importantes que debe tener un prescriptor (médico o no) para realizar una prescripción segura. En la línea de la Prescripción Prudente, recomendamos su lectura a los profesionales sanitarios más jóvenes y, como recordatorio, a los que ya no lo son (somos) tanto. De todo el texto, destacamos una frase que pide mármol: A good prescriber is a safe one, que viene a recordarnos que el buen prescriptor es el prescriptor seguro. Que dicha frase no caiga en el olvido, máxime cuando estamos obsesionados con la eficacia de los medicamentos, antes que por la seguridad, indudable consecuencia del pastoreo al que hemos sido sometidos por los que patrocinan los ensayos clínicos con fármacos.

Muy relacionado con la seguridad de los medicamentos, se ha publicado en PLoS Medicine un estudio que ha tenido como objetivo investigar cómo se ha transferido la evidencia del riesgo cardiovascular de los AINE a las recomendaciones sobre su uso y las ventas en 15 países con una renta baja, media o elevada. Un tema muy interesante que hemos aprovechado para recoger en un solo post un decálogo para promover el uso prudente de estos fármacos, que incluimos en el habitual Comentario(más…)

(BMJ) La triple asociación de dos antihipertensivos y un AINE aumenta el riesgo de sufrir una IRA

54d8542d6ef00a1b4de8afef8f30b76dEnrique Gavilán y Antonio Villafaina son dos profesionales de la salud que, remando contracorriente, han hecho posible que el término deprescripción se haya hecho un hueco en nuestro vocabulario. En la web polimedicado.com (gratuita, requiere registro) tienes un gran volumen de material con el que iniciarte en el arte de eliminar medicamentos superfluos, peligrosos o ambas cosas, que se acumulan por mil motivos en los tratamientos de los pacientes. Unos totalmente justificados y otros, no tanto. En relación con la polimedicación y sus, a menudo, nefastas consecuencias, se publicó hace unas semanas un artículo en el British Medical Journal al que le hemos dado una segunda vuelta. Su objetivo ha sido evaluar si la combinación de un diurético o un IECA o ARA-II más un AINE o bien la combinación de dos de los antihipertensivos anteriores más un AINE, se asocia a un incremento del riesgo de sufrir una insuficiencia renal aguda. Y los resultados, son éstos… (más…)

(Cochrane) Los AINE tópicos son seguros y eficaces en artrosis de rodilla y mano

Es un placer asomarse a Twitter y ver cómo a veces hay educadas discusiones numantinas sobre temas variados. Por ejemplo, nos queda claro que el lugar en la terapéutica de los nuevos anticoagulantes no está claro. Lo que sí está claro es que, en relación a los medicamentos, sigue habiendo profesionales de la salud (y como siempre, añadimos la coletilla… no solo médicos) con una percepción del riesgo que roza el cero absoluto. Que los medicamentos no son inocuos es una cantinela que llevamos oyendo décadas. Lo que no sabemos es si algunos escuchan la letra o solo tararean la música pues, como se encargaron Laporte et al de recordarnos en la Iniciativa por una prescripción prudente, los medicamentos constituyen la cuarta causa de muerte en Estados Unidos. Una razón de peso para ser extremadamente cautelosos a la hora de utilizarlos, sobre todo si son de reciente comercialización, ya que su perfil de seguridad puede verse modificado sustancialmente a lo largo de los años. Pramipexol es el penúltimo ejemplo. De cerivastatina, rofecoxib, rosiglitazona,  y otras altas torres caídas, ni hablamos…

Pero hoy queremos dirigir nuestra mirada a una revisión sistemática de la Cochrane -que también ha causado cierto revuelo tuiteriano– cuyo objetivo ha sido analizar el papel de los AINE tópicos en el dolor musculoesquelético crónico, centrándose en los estudios de mayor calidad metodológica y evaluar el efecto producido en relación a la duración de los mismos. Para algunos, los resultados han sido sorprendentes. Para otros… no tanto. (más…)

(Lancet) Celecoxib vs diclofenaco+omeprazol: el estudio CONDOR bajo la lupa

Semana intensísima con muchos y buenos artículos en diversas publicaciones. Recomendamos especialmente la lectura de una reevaluación crítica del JUPITER, el meta-análisis que cuestiona la eficacia de la estatinas, en términos de mortalidad, en pacientes en prevención primaria o el que cuestiona el coeficiente beneficio-riesgo de rosiglitazona. Este artículo y el publicado en JAMA (un varapalo más para el antidiabético oral) han sido ampliamente glosados por nuestros compañeros de Hemos leído, en el triste ocaso de un fármaco que ha sido una fuente inagotable de quebraderos de cabeza para sus promotores. Hoy nos hemos fijado en un artículo publicado en la sección Online First de The Lancet. Bajo el título Celecoxib versus omeprazole and diclofenac in patients with osteoarthritis and rheumatoid arthritis (CONDOR): a randomised trial, ha tenido como objetivo comparar el riesgo de sufrir un episodio adverso de tipo gastrointestinal asociado al celecoxib versus diclofenaco de liberación sostenida más omeprazol. Interesante estudio, que llega a nuestras manos con una década de retraso, con más sombras que luces. Veamos porqué… (más…)