Mes: noviembre 2015

(CAJ) 10 cuestiones clave para leer un artículo sobre Ciencia y Medicina

 

confidence-boostA principio de año escribimos un post que, con el título Errores comunes al dar información científica en los medios de comunicación generales y especializados, tuvo su origen en un tuit de Richard Smith. En dicho artículo, poníamos el acento en los errores más frecuentes en los que incurren quienes informan sobre estos asuntos, que tanto tirón tienen entre la población.

Hoy, con la inestimable ayuda de Mercè Monfar, retomamos el tema. Pero esta vez, desde la perspectiva del  lector. Para ello, hemos traducido y adaptado un artículo de The Canadian Association of Journalists que propone a los voraces consumidores de información biomédica un decálogo que, a modo de lista de comprobación, puede ser de gran utilidad para conocer la fiabilidad y el alcance de la ingente cantidad de información de este tipo que nos inunda por los canales tradicionales y, no digamos, por los aparecidos a partir de la intrusión de Internet en estas vidas. El artículo en cuestión, dice así: (más…)

(JAMA) La McDonaldización de la Medicina

3720526243_ba998845b0_zEn una semana atropellada, propia de un mes atropellado, Mercè Monfar ha traducido para todos un artículo publicado en JAMA bajo el título que podéis leer más arriba. Sin duda alguna, toda una provocación. Pero su lectura incita (o eso pretendemos) una profunda reflexión hacia los derroteros que sigue la Medicina en un mundo cada vez más global y tecnificado. Así que, sin más dilación, pasemos a ver su contenido para comprobar si nuestros centros de salud, nuestros hospitales se están convirtiendo en algo parecido a una cadena de montaje, un cutre restaurante de comida rápida y, en su caso, cómo evitar macdonaldizar nuestro trabajo…

Tal como se plantea en The McDonaldization of Society, “los principios del restaurante de comida rápida están empezando a dominar más y más sectores de la sociedad estadounidense”, incluida la Medicina (Tabla). Aunque se concibieron para producir un sistema racional, los cuatro principios básicos de la McDonaldización –eficiencia, calculabilidad, predictibilidad y control– con frecuencia provocan consecuencias adversas. Sin medidas para contrarrestar la McDonaldización, los valores más apreciados y definitorios de la Medicina, como el cuidado del individuo y una relación médico-paciente con sentido, se verán amenazadas. (más…)

Hoy recomendamos un libro: Lectura crítica de la evidencia clínica

122793527309525673_da8b1hqo_cUna fuente de información para promocionar el uso adecuado de los medicamentos que nos parece fascinante es PrescQIPP que en su página inicial se define como “an NHS programme that supports quality, optimised prescribing for patients. We produce evidence-based resources and tools for primary care commissioners, and provide a platform to share innovation across the NHS” y es, en definitiva, una eficiente iniciativa nacional con herramientas y recursos para mejorar la calidad de la prescripción y compartir las iniciativas innovadoras. Todo un sueño a este lado de la frontera, donde la factura farmacéutica no nos deja ver cómo el uso inapropiado de los medicamentos -más allá de la ineficiencia- etiqueta de enfermos a los sanos, añade tratamientos a quien no los necesita y produce un daño a muchos de los que esperaban un beneficio. Merma, en definitiva, la calidad asistencial y constituye, en no pocos casos, un problema de Salud Pública. Pues bien, otro enfoque es posible y en esta web tenemos sobrados ejemplos -como los de los tuits de más abajo- que así lo atestiguan a la hora de abordar este tipo de cuestiones.

https://twitter.com/rincondesisifo/status/663630091432427520

(más…)

(JAMA Intern Med) El uso fuera de indicación es un factor de riesgo para la seguridad del paciente

off_label_use-1430250790119 (1)Hace unos meses dedicamos un par de post (1 y 2) a la deprescripción a cuenta de una magnífica revisión del JAMA Internal Medicine. La deprescripción, entendida como una estrategia de abordaje de los problemas más comunes relacionados con el uso de los medicamentos (duplicidades terapéuticas, dosis inadecuadas, interacciones graves, presencia de medicamentos específicamente contraindicados o sin una indicación clara, etc) es una actividad que debería formar parte, junto a la conciliación de tratamientos, de la cartera de servicios de cualquier equipo de atención primaria, en una ingente intervención multidisciplinar en la que lejos de sobrar alguien, es posible que falten muchas manos y no pocas cabezas. Pero estamos lejos de ese escenario. Y no sólo por motivos presupuestarios sino que, o muchos nos tememos, o los cimientos científico-técnicos de la deprescripción están aún tiernos para soportar el peso necesario. O al menos, eso nos ha parecido después de leer este artículo del British Journal of Clinical Pharmacology en el que han necesitado nada menos que una revisión sistemática reticular para definir un concepto que queda así: deprescripción es el proceso de retirada de la medicación inapropiada, supervisado por un profesional sanitario, con el objetivo de abordar la polimedicación y mejorar los resultados. 

Así queda la cosa, mientras pasamos al tema de hoy que también tiene que ver con el uso (in)apropiado de los medicamentos. El uso fuera de indicación (off label) ha sido tradicionalmente señalado como una fuente de problemas por considerarse uno de los máximos exponentes de la utilización arbitraria de medicamentos, generalmente al socaire de la promoción de los medicamentos. Estamos de acuerdo con los clínicos en que, a pie de cama, las cosas no siempre son blancas o negras y que hay toda una gama de grises que tener en cuenta. Por ello, queremos hacer una aproximación a este interesante investigación, cuyo objetivo ha sido hacer un seguimiento y evaluación en una población adulta del uso fuera de indicación en adultos y comprobar su impacto, en términos de reacciones adversas. Vamos allá… (más…)