Mes: julio 2014

Punto y aparte…

2014-07-05 11.33.25Gabriel García Márquez dejó dicho aquello de que nunca dejes de sonreír, ni siquiera cuando estés triste, porque nunca sabes quién se puede enamorar de tu sonrisa. La vida, querido lector, es un apasionante laberinto con muchos recovecos detrás de cada cual encontramos piezas de un gigantesco puzzle que, a veces, nos queman en la mano. Ya nos advirtió Jobs en su célebre discurso en Stanford que, en la vida, los puntos, sólo se pueden conectar hacia atrás. Es decir,  la vida sólo se entiende de forma restrospectiva. Es entonces cuando uno descubre dónde encaja cada pieza. E incluso a veces, ve extasiado cómo van encajando solas, sin nuestro concurso. Por este motivo es tan importante que tomes tus decisiones confiando en eso que llamamos instinto. Corazón. Destino.

El instinto, el corazón, el destino… es lo que me ha empujado a mantener abierta esta diminuta ventana al mundo durante los últimos 5 años. Ella ha sido testigo de mis venturas y desventuras. De mis tinos y desatinos. De mis subidas y bajadas. Ahora, llegados a una nueva etapa, encontramos más motivos que nunca para sonreír y seguir adelante. No obstante, es importante parar, contemplar el camino andado y disfrutar del paisaje veraniego acompañado de ese puñado de imprescindibles al que llamamos familia.

Volveré a retomar la senda ahora abandonada en unas semanas. Pero no me iré del todo. Te dejo en compañía de mis lecturas, mis reflexiones y mis desvaríos. De mis sueños y mis monstruos. Ojalá te ayuden a que pases un feliz verano. Descansa. Disfrútalo. Y nunca, nunca, dejes de sonreír…