Día: 25 enero 2012

Sociedades alienadas y una guía de depresión

Como en una mala serie de televisión, el condrogate sigue acumulando capítulos. Tras la reacción de la blogosfera sanitaria a la denuncia judicial de Bioibérica a Ib-Salut por un artículo de El Comprimido que no era de su gusto y la insólita postura del Sr. Bestard, se han sucedido las reacciones de la Sociedad Española de Reumatología y la Sociedad Española de Farmacología que son comentadas en El Supositorio y Saludyotrascosasdecomer. El papel de las sociedades científicas -en general- y sus vínculos con la industria -en particular- daría para muchos posts. Las aludidas reconocen en sus respectivas webs una estrecha relación con varios laboratorios que hacen que su opinión en este tema esté bajo la sombra del conflicto de intereses. Bien harían los asociados en preguntarse si este perverso maridaje es  necesario y hasta qué punto es responsable de que sus representantes se hayan alineado (o alienado) con Farmaindustria en una causa perdida que los aleja de una medicina eficaz y eficiente y, por ende, de los pacientes.

Como no queremos que nos tachen de sectarios, llegados a este punto también queremos recordar que la Sociedad Española de Medicina Familiar y Comunitariaha establecido vínculos económicos con Bioibérica y que la Sociedad Española de Farmacéuticos de Atención Primaria, lleva un mes redactando El Quijote en verso. A los primeros, humildemente les recomendamos suspender toda colaboración con empresas que defienden con querellas sus postulados, en tanto -al menos- no aprendan a rebatir los argumentos de los demás con la razón y no con la fuerza. Y a los segundos, les recordamos que la principal damnificada por este embrollo -además de la razón y la  libertad de expresión- ha sido Cecilia Calvo, socia de pleno derecho que no se ha visto amparada en tiempo y forma por su Sociedad. Contar hasta 10 antes de dar una respuesta, es un hábito inteligente. Contar más de 1.000 puede resultar grotesco. (más…)