Día: 23 septiembre 2011

Información sobre medicamentos en España: hace falta un plan

Nuestra intervención en Salud 2.0, a la que dedicamos la entrada que figura más abajo, en este blog, ha dejado varias secuelas en los medios de comunicación especializados. De todos los mensajes que intentamos colar, hay uno que ha calado especialmente y es que el liderazgo es clave en la promoción del uso adecuado de medicamentos. Según la Real Academia de la Lengua, un líder es una persona a la que un grupo sigue, reconociéndola como jefe u orientadora. En el caso que nos ocupa, es vital que dicha promoción sea ejercida por profesionales (farmacéuticos o no) cuyos iguales (médicos o no) reconozcan como orientador (y nunca como jefe). Ni que decir tiene, que el liderazgo no se compra en el mercadona, que hay que ganárselo a pulso con trabajo, coherencia y tesón, que la aparición de las redes sociales ha movido el horizonte y que puede tener carácter personal o institucional.

Sobre el liderazgo institucional, el domingo mantuvimos un cordial debate en Twitter con @PmOlmos en el que, una vez más, reclamamos la creación de un NICE en España al que incluso nos atrevimos a bautizar como Agencia Estatal para la Excelencia Clínica de la cual, el accitano, también se mostró partidario. No obstante, pasan los años, corren las legislaturas y seguimos ayunos de un liderazgo científico a nivel nacional y un plan de formación continuada para los profesionales sanitarios sobre el uso adecuado de los medicamentos.

En relación a este tema se ha publicado en Atención Primaria un editorial en el que la SEMFyC se posiciona, reclamando al Ministerio de Sanidad que asuma la iniciativa y ejerza su función coordinadora, proponiendo incluso la creación de una Biblioteca Virtual del SNS. Así mismo, los autores citan, como fuentes de información, una batería de revistas médicas, relacionadas con la atención primaria, que deberían ser de acceso libre a través de  Internet, desde las propias consultas. Del listado, nos llama la atención su unopuntocerismo, pues no se cita ningún blog, ni otros recursos de gran utilidad aparecidos a la sombra de la eclosión de la web social. Con el único ánimo de completar el listado, proponemos algunas fuentes más de conocimiento farmacoterapéutico que nos parecen interesantes. Obviamente, no son las únicas, pero pensamos que no debemos perderlas de vista, son éstas… (más…)