Mes: abril 2010

(Diabetologia) El síndrome metabólico, como entidad, tiene utilidad educativa, no clínica

Hace algo más de un año nuestra compañera Luisa Hidalgo nos descubrió una interesante fuente bibliográfica que tenemos recogida en Los favoritos de Oro. Se denomina  Faculty Of 1000 Medicine o, más brevemente, F1000. Si accedemos a su página principal, en el menú superior encontraremos un apartado con un misterioso título: Hidden jewels. Con semejante nombre, no nos resistimos a bichear su contenido que, aunque está disponible sólo para los suscriptores, nos permite acceder a un apartado denominado Current Top 10 by F1000 Factor, colección de artículos seleccionados por su calidad y/o relevancia. Utilizamos este  recurso para rescatar artículos que pueden ser relevantes y que han pasado desapercibidos. Echándole un vistazo a F1000 podremos descubrir que denominar a este apartado joyas ocultas es, definitivamente, un acierto. (más…)

(Arch Intern Med) Una interacción, dos posts, tres agencias

1.- El 17 de noviembre de 2.009, la Food and Drug Administration actualizaba la información sobre la interacción clopidogrel-IBP y cambiaba el criterio existente hasta entonces: la interacción no era un efecto de clase, sino que apuntaba a dos fármacos concretos: omeprazol y su isómero esomeprazol, además de otros inhibidores del CYP2C19, como cimetidina, fluoxetina o fluconazol.

2.- El 17 de marzo de 2.010, la Agencia Europea de Medicamentos, hacía suyo el cambio de criterio de la FDA y en su escueta nota señalaba a omeprazol y esomeprazol y otros fármacos metabolizados por en enzima CYP2C19, que no cita, como la causa de la disminución de la actividad antiagregante del clopidogrel.

3.- El 27 de abril de 2.010, la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios publica en su web una nota informativa titulada Interacción del clopidogrel con los inhibidores de la bomba de protones: actualización de la información y recomendación de uso que dice literalmente: “Se desaconseja el uso concomitante de clopidogrel con omeprazol o esomeprazol o con otros inhibidores de CYP2C19, excepto que se considere estrictamente necesario. Estas recomendaciones no se aplican al resto de IBP diferentes a omeprazol o esomeprazol, ya que, aunque no puede descartarse completamente esta interacción, la evidencia actualmente disponible no apoya esta precaución”. (más…)

Variables intervinientes en la adherencia terapéutica

Ayer sábado se clausuró en Málaga, organizado por la Fundación Castilla del Pino el VI Curso de Actualización en Psiquiatría, dedicado este año a los predictores de eficacia y adherencia a los tratamientos en Salud Mental y al que fuimos invitados Juan Carlos Morales y yo mismo, en una mesa redonda que fue moderada por José Carmona. A continuación, publicamos un resumen de nuestra ponencia, sobre un tema que será uno de los pilares de la reforma sanitaria de Obama en Estados Unidos y del que oiremos hablar, con insistencia en los próximos años. En cuanto a las presentaciones que hicimos para la ocasión, podéis encontrar aquí la de Juan Carlos y aquí la mía. Esperamos que os sean de utilidad. (más…)

Feria de Sevilla. Del 20-25 de abril de 2.010

(Infac) Los IBP y la terapéutica razonada

Leemos en Twitter, vía @SIETE7, que el Centro Vasco de Información de Medicamentos ha publicado en su página web un nuevo número de su publicación estrella, el boletín Infac que, en esta ocasión, lleva por título Inhibidores de la bomba de protones: ¿se puede vivir sin ellos? y pivota sobre los datos de prescripción de estos fármacos en el Osakidetza (que no son muy diferentes de los del resto del Sistema Nacional de Salud) esto es: los IBP son hoy por hoy sinónimo de antiulceroso, habiendo fagocitado otras opciones terapéuticas y su consumo es muy elevado tanto en términos absolutos (llevan décadas en el top ten del gasto farmacéutico medido en euros o en envases) como relativos: como señalan los autores, el consumo medio en España es de 85 DHD. Esto es: 85 personas de cada 1.000 lo consumen a diario en nuestro país. O dicho de otra forma, un 8,5% de la población está expuesta diariamente a los IBP. La comparación con otros países como Noruega, de larga tradición en la promoción del uso racional de los medicamentos, nos deja bastante mal parados. En el país escandinavo la prevalencia de uso de estos antiulcerosos es de 30 DHD (3% de la población). Y en Italia, país del arco mediterráneo tan lejos del prototipo nórdico, de 27 DHD. (más…)

(Arch Intern Med) Cuestiones complejas en la interpretación de ensayos clínicos con ancianos

Para los más jóvenes y para los recién llegados a esto de la Medicina Basada en la Evidencia, diremos que hay un trío de ases que fueron los precursores del nuevo paradigma en la Medicina: David Sackett, Gordon Guyatt y Brian Haynes. Los lectores iniciados en el tema, rápidamente echarán en falta otros nombres. Pero este trío es el autor, por ejemplo, de libros como Clinical Epidemiology: A Basic Science for Clinical Medicine o Clinical Epidemiology: How to Do Clinical Practice Research, auténticos clásicos y un magnífico regalo (o autorregalo) de bajo presupuesto y altos vuelos. Para los neófitos, recordaremos que Haynes tiene en su currículo la dirección de revistas pioneras en los resúmenes estructurados comentados como ACP Journal Club y Evidence Based Medicine, que ahora pertenece al todopoderoso BMJ Group. Además, es de esas personas tan influyentes que se atreven a poner y quitar pisos en la pirámide de la evidencia y a todos nos parece estupendo. Con él además tuvimos hace años una anécdota personal -que hoy no toca contar- que nos dejó claro su talla como persona. Guyatt, por su parte, es el alma mater de CLARITY, promotor de la transferencia del conocimiento que tan de moda se ha puesto últimamente y autor de Users’ Guides to the Medical LiteraturalJubilado Sackett, Guyatt y Gordon constituyen un tándem envidiable y envidado por todas las universidades del mundo. Y ni decir tiene que todo lo que publican es digno de ser leído.

Y lo último que hemos leído de Guyatt es de esta misma semana. Se ha publicado en Archives of Internal Medicine y se titula Cautionary Tales in the Interpretation of Clinical Studies Involving Older Persons. Comienza este artículo especial diciendo que la atención sanitaria que reciben las personas de más de 65 años es un reto para la MBE, pues están infrarrepresentadas en los ensayos clínicos, son más vulnerables a los efectos adversos inherentes a los tratamientos y a menudo, son incapaces de participar en la toma de decisiones de una forma apropiada. En el artículo, los autores esbozan varios aspectos en los que debemos tener especial cautela a la hora de interpretar los ensayos clínicos y, en particular, se centran en cuestiones como el diseño de los estudios y la calidad de la evidencia, la elección de las variables de resultado, la pérdida de datos, la evaluación de la seguridad, la cuantifiación del efecto en pacientes individuales, la integración de los valores y preferencias de los pacientes, la priorización de objetivos terapéuticos y la selección de los tratamientos, amén de cómo ayudar a los pacientes a mejorar la adherencia a los regímenes terapéuticos.

Y todo ello expuesto de una forma clara y práctica, para acabar con la propuesta de una estrategia para mejorar la evidencia disponible en base a la atención que prestamos a los ancianos. Como dice el popular eslogan… ¿te lo vas a perder?

(Hypertension) ¿Qué aportan los últimos megaensayos sobre HTA?

El número de abril de la revista Hypertension contiene una revisión titulada Implications of Recently Published Trials of Blood Pressure-Lowering Drugs in Hypertensive or High Risk Patients que ha revisado 6 importantes ensayos clínicos, recientemente publicados, con pacientes hipertensos o de alto riesgo, para evaluar la aplicabilidad en la práctica clínica diaria y sus implicaciones en el diseño de nuevos ensayos clínicos. Curiosa y complicada publicación, que no constituye una revisión sistemática al uso, ni incluye meta-análisis de los resultados, en la semana de la publicación de la nueva versión del CONSORT, que tantas veces es nombrado en el artículo. Veamos qué estudios se revisan y qué implicaciones tienen… (más…)

Rosiglitazona ¿Al final de la escapada?

Edición: recomendamos la lectura del artículo publicado hoy, día 07/04/2.010 en el BMJ sobre este tema titulado Rosiglitazone, marketing and medical science. (El post se publicó el 07/04/2.010 a las 00:40 am)

Nueva edición: duro editorial sobre este tema en The Lancet (donde se publicó el estudio RECORD) titulado Strengthening the credibility of clinical research publicado hoy, día 10/04/2010.

Ayer tuiteábamos un artículo publicado en la sección online first de Diabetes Care titulado Changes in Glitazone Use Among Office-Based Physicians in the U.S., 2003-2009. El estudio, a cuyo texto completo no hemos podido acceder, tenía como objetivo analizar la evolución de las dos glitazonas existentes en el mercado (rosi y pioglitazona) tras la sarta de publicaciones relacionadas con los problemas de seguridad de estos fármacos. Según los autores, el efecto combinado de publicaciones científicas, informaciones al respecto y la exposición a los medios de comunicación de masas, se asoció con una importante disminución en el uso de rosiglitazona en el período estudiado. A pesar de que la alerta de seguridad que en su día emitió la FDA era de clase, el uso de pioglitazona no se ha visto afectado de forma similar.

En estas estábamos cuando, otra vez a través de Twitter, nos llegaba otro interesante artículo sobre rosiglitazona titulado Avandia 2: Ethical Boogaloo? que, por su interés, hemos traducido/adaptado a continuación: (más…)

(RDTC) Porqué los antidepresivos tricíclicos no son de elección en ancianos

The Regional Drug and Therapeutics Centre acaba de publicar en la sección Safer Medication Use de su página web un nuevo informe titulado Tricyclic Antidepressants and the Elderly. Al RDTC ya dedicamos otra entrada en este blog. Confesábamos entonces nuestra adicción a sus breves publicaciones, que en apenas un par de hojas son capaces de resumir de forma práctica toda la evidencia sobre un determinado tema. Ideal, en los tiempos que corren, donde a las mil y unas revistas imprescindibles, se unen cientos de blogs y miles de tweets, con el consiguiente riesgo de quedarnos literalmente colgados y bloqueados por el exceso de información, lo que haría necesaria otra semanita de asueto para resetearnos. Como queda mucho para agosto, de momento nos conformaremos con seleccionar lo que leemos y averiguar, a través del RDTC, porqué no debemos seleccionar como primera opción los antidepresivos tricíclicos en los pacientes ancianos. Estos son los motivos: (más…)